Paulo Pezzolano expresó su firmeza de cara al enfrentamiento contra el Real Zaragoza, (este sábado 18:30h.) destacando la necesidad de demostrar determinación. “No soy nadie para pedir nada. Es tiempo de demostrar, de contagiar de dentro para fuera, sumar los tres puntos, trabajar y sacar esto adelante“, afirmó el entrenador del Real Valladolid antes del crucial partido. Enfatizó la importancia de ganar para aspirar al ascenso y subrayó la fortaleza del equipo en casa. Reconoció áreas de mejora tras el último encuentro en Andorra, asumiendo responsabilidad y llamando a demostrar el verdadero potencial del equipo. También abordó cuestiones relacionadas con la alineación, destacando la disponibilidad de algunos jugadores clave y la necesidad de gestionar los tiempos individualmente. Pezzolano concluyó reafirmando su confianza en el equipo y la determinación de trabajar para alcanzar el objetivo del ascenso.

Por su parte el Burgos CF tras dos victorias consecutivas como local, llega en un momento óptimo para cortar las derrotas en sus tres últimos desplazamientos de esta temporada, ante Oviedo, Elche y Leganés. El equipo de capital argentino intentará situarse en puestos de fase de ascenso en esta jornada, en su choque ante el segundo clasificado. El cuadro burgalés volverá a estar arropado por medio millar de seguidores, que desean ver cómo su equipo prolonga los buenos resultados que logran en El Plantío.

Mientras el Mirandés, con el agua al cuello, no puede fallar más. Mirandés- Eldense este sábado 18:30h.