Foto: Basketball Champions League

El máximo responsable de la Basketball Champions League, Patrick Comninos, repasó el devenir de la competición en una entrevista concedida a la propia organización responsable del certamen europeo. El dirigente no descarta ningún escenario,en función de la evolución del Covid-19.

Sede para la final de la competición

Respecto a la sede, Comninos afirma que cualquiera de los equipos clasificados para la final a ocho podría albergar el evento. El San Pablo ya ha manifestado su interés por albergar el evento.

También habló sobre la decisión de fijar una final a ocho en otoño, “no hemos querido retrasar lo inevitable, ya que además tenemos pendientes dos cruces de dieciseisavos. Hemos retrasado hasta finales de septiembre y principios de octubre porque era la alternativa más idónea de cara a acabar la temporada de forma óptima.” En relación a no dar por nula la competición, “como organizadores de un evento deportivo, queremos que haya finalmente un vencedor del torneo”, declaraba el dirigente deportivo.

El formato de la final a ocho

Aunque todavía no está definido, la idea que baraja la BCL es que se jueguen dos partidos de cuartos, entre jueves y viernes. Las semifinales serían el sábado; y la final el domingo.

Los peores escenarios, sin público y con ausencias de equipos

En relación a que no se permita la presencia de público en la fase final, “no me gusta especular. Afrontaremos la situación según venga, pero sí es verdad que necesitamos adelantar escenarios. Para ello, estaremos en contacto con las autoridades competentes que establecen dichas condiciones, referentes a la movilidad y reunión de masas. Si de aquí a octubre no se encuentra una solución, afrontaremos un torneo sin aficionados”.

En el supuesto de que algún equipo no se pueda desplazar al lugar determinado, “en esta situación, no puede predecirse nada. Lo primordial el bienestar físico y mental de los jugadores y equipos, así como la seguridad de los seguidores. Es necesario que brindemos un espacio seguro y justo para llevar a cabo la competición. Si el mundo no está preparado para mover y celebrar eventos de masa de cara a los meses de octubre o noviembre, entonces nos estaremos enfrentando a un desafío mayor para celebrar la final. Pero es mejor ir paso a paso, sin precipitarnos”.

El San Pablo Burgos una de las sorpresas

Nymburk ha sido en mi opinión la sorpresa positiva, llegando a playoffs como vencedor de grupo. En esa misma línea, encontramos al Iberostar Tenerife, siempre regular en el top ocho. Otra sorpresa ha sido el San Pablo Burgos, debutante en la BCL y en una competición europea; ha tenido un apoyo sin precedentes, con alrededor de 9.000 personas y múltiples llenos. El Happoel ha sido también consistente. Otro buen equipo es el AEK. O el Telecom, consistentes y fuertes en casa, con jugadores americanos importantes. Y el Basket Zaragoza, top tres en ACB”, concluyó Patrick Comninos.