El Mirandés se reencontró con la victoria fuera de casa (1-3) en un partido clave, ante la Real B, que los rojillos no dejaron escapar, pese a verse por debajo en el marcador tras los primeros 45 minutos de encuentro.

Los de Joseba Etxeberría no fallaron. Reaccionaron a tiempo, ya en la segunda mitad, marcando tres goles y llevándose la victoria del Reale Arena ante centenares de aficionados rojillos que acompañaron al equipo en San Sebastián.

No fue fácil. Un gol de Karrikaburu, de penalti tras revisión del VAR por mano de Jorge Sáenz, ponía en ventaja al filial donostiarra a los 23 minutos de juego y dejaba bloqueado a un Mirandés que hasta ese momento había sido superior.

La complejidad del partido era ahora mayor. Y los rojillos debieron de superar esos momentos de zozobra para mantenerse en el partido y esperar a su momento. Que tenía que llegar.

Así se fue diluyendo una primera mitad de idas y vueltas en las que la Real Sociedad B se mostraba más cómoda tras el gol, pero a la que aún le restaban otros largos 45 minutos de juego.

La reacción llegó precisamente tras el paso por vestuarios. El Mirandés salía en tromba de nuevo. Las manijas del partido volvían a ser posesión del cuadro jabato y a los cinco minutos de la reanudación Brugué ajusticiaba el choque con un inapelable testarazo picado que impactaba contra el poste y se colaba sobre el arco de Zubiaurre. Era el uno a uno.

A partir de ese momento la superioridad rojilla se evidenció sobre el césped, mientras que las prisas y el agobio cambiaban ahora de bando.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Riquelme, que no dejó de intentarlo durante todo el encuentro, encontraría su merecido premio en otra grandísima jugada individual que acababa resolviendo con tiro cruzado al palo largo para hacer el segundo. El de la remontada.

Y si la fiesta ya era grande, Meseguer se encargaba pocos minutos después de hacerla aún mejor con otro testarazo tras córner que no podía detener Zubiaurre. Era el 1 a 3 y el partido parecía decantarse. Minuto 83.

No hubo más sorpresas, aunque los rojillos pudieron incluso aumentar más su renta en los minutos finales, pero el objetivo ya estaba asegurado. La remontada se culminó en el Reale Arena y el C.D.Mirandés se reencontró con la victoria lejos en Anduva para sumar ya 39 puntos en la tabla, por 30 de los vascos que abren la zona de descenso.