No eran dos equipos amateur los que se enfrentaban. Ni siquiera de liga EBA o LEB Plata, donde los equipos manejan presupuestos austeros que no siempre pueden producir y ofrecer una retransmisión en directo.

El equipo que visitaba el Palacio de los Deportes de A Coruña era el actual líder de la LEB Oro, el Carramimbre CBC Valladolid y el conjunto local, un Leyma Coruña que es uno de los mejores equipos de la categoría y tiene visos para estar en PlayOffs. Un partido, por tanto, vibrante que los aficionados, periodistas y familiares de los propios protagonistas solo pudieron seguir por las estadísticas de Baloncesto en Vivo (83-81).

La leb oro interesa y está en progresión ascendente pero no llega a todos sus seguidores

Un método de difusión de la segunda máxima competición del baloncesto nacional arcaica, desfasada y muy mejorable. Esta situación es reciente y afecta cada fin de semana a varios equipos de la LEB Oro, aquellos que no tienen el respaldo de las televisiones autonómicas o de La Liga Tv, la aplicación que tiene los derechos de emisión de todos los partidos.

Auténticos partidazos como este Leyma Coruña contra CBC Valladolid u otros que cada jornada se disputan en una liga cada vez más emocionante. La LEB Oro ha superado el estancamiento que estaba adoleciendo en los últimos años y cada vez atrae a más aficionados, patrocinadores e instituciones.

Pabellones como Pisuerga, Pumarín, Municipal de Palencia, el Pazo de Breogan o Ourense, el Palacio de Granada…pistas que pertenecen a equipos con una larga tradición baloncestística y que reclaman una vía para poder ver a sus equipos cuando juegan lejos de casa.

Es cierto que la cobertura propuesta por LaLiga TV es cada vez mayor y equipos como Melilla o Almansa tienen la mayoría de sus encuentros retransmitidos a través de la aplicación. Pero también es cierto que otros equipos de la competición están condenados al ostracismo. Si, se pueden rescatar los partidos completos a posteriori pero siempre hemos preferido gritar en directo a callar en diferido

Facilitar el acceso a radios locales, ofrecer partidos en streaming abiertos por YouTube, Facebook o cualquier otra plataforma que soporte la emisión en directo de dichos partidos, son, en principio, algunas soluciones que se podrían tener en cuenta para que, en el futuro, podamos ver y disfrutar de la LEB Oro sin barreras. La Liga, los equipos, los jugadores y sobre todo los aficionados lo agradecerán.