El Palencia se ha puesto 2-0, tras dos sólidos triunfos 76-71 y 83-70 ante Oviedo. por su parte el Real Valladolid de Baloncesto, en su eliminatoria ante Estudiantes, tras un buen primer partido (64-60), cayó con rotundidad en el segundo (73-58).

Madrugó el Municipal de Palencia para acoger el segundo encuentro de la ronda de cuartos de final y mereció la pena para los aficionados locales viendo el resultado final. Porque el Palencia fue capaz de firmar el segundo punto de la serie tras un encuentro que había comenzado ya realmente bien para sus intereses durante los primeros minutos. Todo ello gracias a la conexión entre Dani Rodríguez y Mus Barro con la que los palentinos lograron rentas superiores a los diez puntos mediado el primer cuarto. De este modo, el partido se convirtió ya en toda una lucha contra el reloj de un Oviedo que volvía a resentirse en la pintura ante la baja de Oli Arteaga, pero que ganaba enteros con la circulación de balón generada por sus jugadores exteriores. De este modo, los de Natxo Lezkano lograban lanzar diferentes intentos de remontada ante un Palencia que, sin embargo, se mantenía sólido, dando respuesta a cada una de las acciones de su rival. Mención de honor tuvo la lucha de un Juan Rubio que firmó una de las jugadas más espectaculares del encuentro para dejar el 2-0 en un horizonte contra el que los ovetenses lucharon ya sin fortuna hasta el final (83-70). Este jueves a las 20:30h. los morados visitan Oviedo, en el que podría ser el último partido de la eliminatoria.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Por su parte el Valladolid, que llegaba en un gran momento, pusoo en muchos apuros a Estudiantes ene l primer partido, cayendo finalmente por un igaulado (64-60). Sin embargo ya en la mañana del este pasado domingo, el Estudiantes sumó la segunda victoria consecutiva ante el Real Valladolid. Un choque en el que los hombres del burgalés Diego Epifanio marcaron el ritmo de juego desde el principio con una gran circulación de balón en ataque. De este modo, los colegiales marcaban el ritmo de juego ante un rival que resistía los cambios de ritmo de los locales para mantenerse en todo momento el partido. Aunque, el retorno de Pippen a sus esquemas no fue suficiente a la hora de poder contener el acierto anotador de Kevin Larsen tras el paso por vestuarios. Así, Estudiantes llegaba a los últimos minutos con todo de cara para poder hacerse con una victoria que celebraron merecidamente junto a sus aficionados (73-58). El equipo de Castilla y León intentará dar la vuelta al 2-0, en Pisuerga, la primera cita este viernes a las 21h.