Óscar Pelegrí. Foto: Massimo Fulgenzi / Sprint Cycling

El Burgos BH cerró su participación en el Tour de Omán ganando la clasificación de la combatividad. El castellonense Óscar Pelegrí mantuvo en su poder el maillot dorado desde el primer hasta el último día gracias a su presencia en la escapada de las dos primeras etapas y al botín de puntos que pudo sumar en los diferentes sprints y pasos de montaña. Una actuación que le permitió subir al podio final y que demuestra la actitud valiente y ofensiva de los corredores morados.

La etapa final de la carrera también tuvo que recortar su kilometraje por las condiciones meteorológicas, pero pudo mantener el final en alto en Green Mountain. El Burgos se mostró activo en la primera parte de la carrera, buscando la fuga con Ángel Fuentes. Ya en la parte final, Mario Aparicio, David Delgado y Jambaljamts Sainbayar fueron los ciclistas más destacados del equipo en la subida más dura de la carrera, con rampas de más del 13% de desnivel. El arandino acabó 25º, tanto en la etapa como en la general final.

Damien Garcia, director deportivo, analizaba la actuación de sus ciclistas, “veníamos a esta carrera con muchos ciclistas jóvenes y he visto a un equipo bien unido. Han sido ofensivos y hemos ganado la clasificación de la combatividad con una gran actuación de Óscar Pelegrí. Eso deja una buena imagen del Burgos. La reducción de las etapas no nos ha favorecido, ya que a Mario le gustan las etapas con más desgaste. Hoy hicimos todo lo que pudimos en la última etapa de montaña. El nivel global del equipo ha sido bueno y seguiremos trabajando de cara al futuro y a las próximas grandes pruebas del mes de marzo. Además, traer a casa un maillot en una carrera de este nivel siempre es bonito y da confianza a los corredores para seguir adelante”.