Óscar Núñez deja su labor como entrenador para continuar como director deportivo en el CB Tormes. El equipo salmantino, tras su descenso a EBA, comunica su saneado estado de cuentas, que le permite plantearse competir en Plata si existiera la opción, por alguna vacante.

Óscar Núñez, que ha finalizado este año su tercera temporada consecutiva al frente del primer equipo del Tormes (dos en Liga EBA -disputando dos fases de ascenso- y una en LEB Plata) dará un paso al lado de cara a la próxima campaña. De esta manera, el técnico charro ha comunicado a la Junta Directiva del club su intención de no sentarse en el banquillo y dedicarse por completo a labores de director deportivo.

“Creo que para el crecimiento del club es bueno encontrar otro entrenador, seguramente nos ayudará a mejorar en muchos aspectos”, reconoce el propio Núñez al respecto.

Tras la reunión mantenida por la directiva tormesina, se ha cerrado el ejercicio 22/23 con deuda cero y las cuentas completamente saneadas, hecho que llena de orgullo al club tras un año tan complicado en el que hubo que rehacer parte del equipo de LEB Plata en varias ocasiones tras la marcha de Prince Orizu y Bright Mensah.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El hecho de haber ajustado profundamente los gastos en este primer año en LEB Plata de manera individual (en 2018 lo hizo por un convenio de vinculación con Fuenlabrada), ha provocado que el club salmantino pueda plantearse competir de nuevo en la categoría de bronce del baloncesto español en caso de que quedara alguna plaza libre en este final de temporada. Desde el club consideran sumamente difícil este hecho, pero no lo descartan. De momento el proyecto del club sería en Liga EBA, para el que se está ya buscando un entrenador.

El primer paso que dará el Tormes esta misma semana será sondear a sus actuales patrocinadores, para conocer con qué apoyos cuenta de cara a poder competir en Plata o qué tipo de proyecto hacer si finalmente se queda en Liga EBA.

Hasta bien entrado el mes de junio no será fácil conocer más detalles sobre la composición de las dos categorías, por lo que el Tormes no podrá avanzar mucho más de momento en la confección de la plantilla y en la búsqueda de un nuevo entrenador que lidere este proyecto.