La actuación, que ya se encuentra en marcha, consiste, principalmente, en la reducción del diámetro de la isleta central de la rotonda y la sustitución de la señalización vertical fija por otra desmontable.

La Junta de Castilla y León tiene previsto invertir 86.285 euros en la adaptación de la rotonda de conexión entre la carretera CL-631 y el acceso a la autovía A-6 en Ponferrada para facilitar el paso de transportes especiales.

La actuación, que ya se encuentra en marcha y ha sido visitada en el día de hoy por el director general de Carreteras e Infraestructuras, Jesús Puerta, consiste, principalmente, en la reducción del diámetro de la isleta central de la rotonda y la sustitución de la señalización vertical fija por otra desmontable, “al objeto de reducir al máximo los inconvenientes que la movilización de este tipo de elementos supone y, de este modo, facilitar la actividad de las industrias que, ubicadas en los entornos de la localidad berciana, se dedican a su producción”, ha indicado Puerta.

El proyecto también prevé la instalación de cuatro pasos de peatones sobreelevados para servir como reductores de velocidad, el cambio de ubicación de dos luminarias, y la extensión de una nueva capa de mezcla bituminosa en caliente, “lo que en la práctica supone una renovación casi integral de una rotonda muy utilizada tanto por los habitantes como las empresas de la zona para acceder a la autovía A-6”, ha apuntado el director general.

“Con esta obra, además de dar respuesta a una demanda realizada por los empresarios del área industrial y logística de La Llanada, damos cumplimiento al compromiso que la consejera de Movilidad y Transformación Digital adquirió con este colectivo durante su visita a la zona el pasado mes de diciembre”, ha concluido Jesús Puerta.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter