Jetse Bol, presente en la escapada del día. Foto: Rafa Gómez / Sprint Cycling

El neerlandés Jetse Bol formó parte de la escapada en la importante clásica belga, mientras que Langellotti y Okamika pelearon por los puestos de honor en el ascenso final al Muro de Huy.

El Burgos BH fue protagonista en su primera participación en la Flecha Valona, clásica belga que forma parte del Tríptico de las Ardenas. El equipo morado filtró a Jetse Bol en la escapada de ocho ciclistas que se formó a los pocos kilómetros de darse la salida en Hervé. El neerlandés rodó en cabeza durante 140 kilómetros, hasta la segunda vuelta al circuito final. En la subida a la Côte d’Ereffe se rompió el grupo delantero y Bol se descolgó, siendo posteriormente alcanzado por el gran grupo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Jetse Bol, hablaba de la prueba, “era importante para el equipo estar en la fuga. Salté del pelotón cuando se estaba formando un grupo de siete ciclistas y tuve que hacer un gran esfuerzo, pero pude entrar. El pelotón fue muy rápido y nos dejó poca diferencia, por lo que nos cogieron a 50 kilómetros de meta. Ha sido un día muy bonito. Es una buena experiencia completar una clásica tan grande y popular. Había un ambiente espectacular, con mucho público, sobre todo en el Muro de Huy”.

Las diferentes ascensiones de la jornada fueron seleccionando el pelotón, que llegó agrupado a la subida final al Muro de Huy, donde se decidió la carrera. Tres ciclistas del Burgos BH, Victor Langellotti, Ander Okamika y Pelayo Sánchez, afrontaron en este grupo cabecero una de las subidas más emblemáticas del ciclismo internacional, logrando acabar el monegasco en 35ª posición.