Tercera ocasión en la que Laura Gil se “presenta” con Avenida. Una tercera etapa, eso sí, en la que no ha bajado ni un ápice la ilusión, incluso ha aumentado tanto por parte del club como de la propia jugadora, tampoco la ambición con la que la murciana vuelve a Salamanca.

 “Especialmente ilusionado”, se mostraba el Presidente Jorge Recio en sus primeras palabras hacia Laura, “sólo tenerla aquí, ya llena la sala”, reconocía casi poéticamente. Ninguna duda de este regreso por parte de nadie en el equipo azulón, “fue consensuado totalmente. Desde el momento que apareció su nombre, incluso aunque nuestro juego interior estaba bastante avanzado, todos lo teníamos claro, pero a Laura Gil todos los equipos la quieren, y este equipo más”, explicaba el presidente azulón. Todo ello “por lo que Laura ha sido, es y será para este equipo. Laura Gil es Avenida”. Y eso que este regreso pudo fraguarse hace unos meses, “hace seis meses estuvimos a punto, pero decidió cambiar de aires y era comprensible por su situación”, revelaba el mandatario perfumero. “Es un valor seguro, una de las mejores defensoras de Europa”, concluía Recio.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Recordaba igualmente sus dos presentaciones anteriores, “recuerdo que en la primera apenas dije una palabra por la timidez. Aquel año me fui de aquí diciendo que quería volver aquí a jugar una F4 y, aunque no pudo ser en la segunda etapa, disfruté mucho y conseguimos muchos títulos. Después de haber probado la experiencia en el extranjero, quería volver a casa y estoy súper contenta… A por esa Final 4”, comentaba ambiciosa. Una Laura que ha cambiado muchísimo en estas tres etapas, “el primer año me marcó jugar con tantas estrellas y aprendí de ellas. He ido mejorando detalles pero, sobre todo, la experiencia y el trabajo mental ha sido notable en los últimos años”, explicaba la murciana. Se fue, pero nunca del todo Laura, “siempre he seguido a Avenida cuando estaba fuera y tenía muchas ganas de volver aquí. De hecho, cuando fiché por Landes, vi un partido de Avenida contra Sopron que jugaron increíble y pensaba “¿qué has hecho, Laura?”, pero también he crecido y ahora quiero ayudar al equipo”, reconocía Gil.

Si encantado estaba el presidente y encantada la jugadora, no menos feliz su entrenador ante “la mejor defensora de Europa, para mí”, sentenciaba Pepe Vázquez. “Es una jugadora de ADN Avenida, Laura lo representa a la perfección, desde la humildad hace crecer a sus compañeras, es una ganadora y para mí es un lujo tenerla”. Y es que para cualquier entrenador tener a alguien que “pone siempre el nosotros por delante del yo es un privilegio, igualmente que para las compañeras”. Precisamente, de esa relación con las compañeras, Pepe destacaba que “hace mejores a las compañeras en el día a día. Fas o Sika se van a tener que pegar con ella en los entrenos y no permite que en el día a día nadie se relaje. Desde su ejemplo, las demás tendrán que hacer lo mismo. Todo el staff está muy contento de tenerla”, sentenciaba el entrenador gallego.