Foto: deportesavila.es

Si el sábado revalidaban su título de campeones de España de ciclismo adaptado contrarreloj, el domingo volvían a conseguir el éxito repitiendo la primera posición lograda en 2018 en la modalidad de tándem en ruta. Doblete, pues, para la pareja formada por el abulense Noel Martín y Adolfo Bellido que se mostraron un peldaño por encima de sus rivales pese a unos meses de parón.

Bellido y Martín se escaparon a falta de tres vueltas, entrando en solitario en la línea de meta con un tiempo de 2 horas, 20 minutos y 53 segundos, después de completar un recorrido de 97,5 kilómetros por un circuito urbano de Salamanca de 7,5 kilómetros al que debían dar 13 giros.

El podio lo completarían las mismas dos parejas que en la crono, los valencianos Octavio Gilabert y el laureado pistard subcampeón del mundo Eloy Teruel, medalla de plata, y los madrileños Carlos González y Gabriel Ochando, medalla de bronce. No pudieron completar la prueba los campeones del mundo, Ignacio Ávila y Joan Font.

El tándem Adolfo Bellido y Noel Marín regresó a la competición en la capital salmantina tras superar unos problemas personales que les han hecho perderse la temporada en pista. «Ha sido una gran competición, con unos recorridos y una organización muy buenos en los que pudimos alzarnos con la doble victoria con un rendimiento mejor del esperado, especialmente en la CRI donde salimos tarde debido a un problema mecánico«, apunta Martín.

El corredor de El Arenal llegaba en un gran momento como ha demostrado en el inicio de la temporada 2019, mientras que esperaba que su compañero «se recuperara psicológicamente«. Y no solo por el triunfo en la Maratón Bajo Tiétar entre 2.500 participantes el anterior fin de semana, sino por su victoria en la Copa de España de Pista en categoría absoluta, además de la general en Galapagar y Valencia, y por los triunfos en el LXXII Trofeo San José, el XXIX Trofeo Olías Industrial o en la Clásica de la Chuleta.

Este año debería ser el de la consagración a nivel internacional del tándem Bellido-Martín, tras ser 4º y 3º en el mundial de 2018, y que a pesar de no haber empezado bien «Esperamos que termine como el año pasado, en el podium, y después de haber superado tantas adversidades seguro que nos sabrá a gloria todo lo que consigamos». Ahora viajan a las Copas del Mundo de Italia y Bélgica, para coger esos puntos necesarios en el camino a Tokyo 2020 y a las que acuden «Con muchas ganas tras el regreso de Adolfo, sabiendo que nos queda mucho por trabajar y que además el tándem nuevo aún no ha llegado, por lo que correremos las 2 pruebas con el mismo, de hace 20 años y rezando para que no falle».