Foto: Real Ciencias

La jornada 14ª de División de Honor nos ha dado lo que se esperaba: emoción. En el Grupo A el Aparejadores Burgos logró remontar (25-20) a un duro Real Ciencias que plantó cara durante los 80 minutos de juego a los Supercampeones en el Bienvenido Nieto, VRAc tampoco falló y sigue de ceca al equipo burgalés.

La jornada daba comienzo con el encuentro entre Complutense Cisneros y Pasek Belenos. Los protagonistas fueron los colegiales que dominaron de principio a fin liderados por un inspirado Ike Irusta que, desde la posición de 10, mantuvo durante los 80 minutos el dinamismo y nivel de juego tan característico del equipo azul-azul. Victoria local (54-10) en Puerta del Hierro.

Posteriormente, Aparejadores Burgos tuvo que sufrir para vencer (25-20) y poder mantener el liderato. Los sevillanos iniciaron el encuentro con la misma dinámica que jornadas anteriores queriendo conseguir la tercera victoria de manera consecutiva. Pero el Burgos no había dicho la última palabra. Liderados por la bisagra Tani Bay-Tomás Carrió lograron dar la vuelta al marcador y llevarse el triunfo en casa.

Otro de los equipos de Castilla y León, el CR El Salvador recibía en Pepe Rojo a Alcobendas Rugby con el objetivo claro: mantener la dinámica que les llevo a hacerse con el derbi vallisoletano la jornada anterior. Y así fue. Los de Álvaro Gorostiza dominaron de principio a fin con un juego coral donde brillaron Lucas Santa Cruz en defensa y Mateo Sánchez en ataque. Victoria para los chamizos (28-3) en casa.

El último partido encuentro del Grupo A se disputaba en casa del decano; el Baldiri Aleu. Los de Sergi Guerrero plantaron cara a los de Diego Merino en el regreso tras su lesión del medio melé argentino Juanma Lescano. Un partido que se pudo llevar cualquiera de los dos conjuntos pero los errores y despistes defensivos de la U.E Santboiana les acabaron condenando. El VRAC se acabo llevando el triunfo (18-26) para seguir en lo alto peleando por el liderato.