Foto: @EsgrimaCid

Serán en Pekín a finales de octubre, el tercero o el primero depende como se mire será José Luis Abajo que quedo campeón de España militar a la espada y el florete.
La suerte, el destino y su experiencia ha hecho posible este sueño, el que los burgaleses llegaran a las semifinales sin apenas cruzarse, ya que Durán eliminó a Espinosa que fue el primer olímpico militar en Corea hace cuatro años, los llevó a disputar semifinal y final consiguiendo con estos resultados, más los conseguidos la temporada pasada, ser seleccionador para las olimpiadas.

No queda mucho, con lo cual el verano promete ser intenso para ellos, entre los que se incluye el maestro Codón, que participará en la segunda semana de octubre en el Cairo en los mundiales de veteranos y será regresar y ver partir a sus pupilos.

Entrenar en el verano cuando la mayoría descansa es un clásico para los que acuden a las citas mundialistas bien de maestros o de veteranos y en este caso las olimpiadas militares. El club sigue abierto en doble sesión de mañana y tarde para que los más implicados sigan acumulando experiencia y a la vez nuevas incorporaciones y también campamentos urbanos que dejan un día dedicado a la esgrima, la media diaria de apertura es de cinco horas, prácticamente como en el invierno, pero con sesiones matinales hasta el comienzo de las clases.

Jaime Durán y Néstor Pérez están vinculados a la esgrima de Burgos desde hace más de veinticinco años, medallistas nacionales también han participado en copas del mundo junior, han conseguido mantener su deporte de toda la vida a través de los años y gracias a esta trayectoria ocupan en el ejército español los puestos de honor.

Ahora les queda lo más duro, el entrenamiento diario para llegar a octubre a pleno rendimiento, les espera es un nivel similar a las olimpiadas civiles ya que las grandes figuras mundialistas están en los ejércitos donde se retiran de la alta competición.