@BalonmanoNava

El Viveros Herol Bm. Nava empata ante Guadalajara a 27 y rescata un punto que parecía perdido en la primera parte.

El equipo segoviano volvía a salir dubitativo en los primeros compases. Y, en esta categoría, el error se castiga. Con el arquero Saeid entonado y Paredes consiguiendo goles fáciles, los visitantes se iban de seis goles en el ecuador de la primera mitad.

Conforme pasaban los minutos, los nuestros conseguían reducir las diferencias, gracias a un gran Eduardo Fernández, que volvía a dar un paso al frente para desatascar a los blanqurrijos. Pese al arreón, el Nava se iba cuatro abajo al descanso, 12-16.

En la reanudación, Agustín Casado sacaba la chistera para empezar a regalar magia. Paco Bernabéu se unía al andaluz, y con tres goles de tres intentos desataba la euforia en una grada que no paraba de alentar con el “Sí se puede”.

Los últimos minutos eran de infarto, Ernesto mantenía a los suyos con buenas intervenciones bajo los tres palos, gracias también a la buena actuación defensiva de Álvaro Rodrigues y Andrés Alonso. Con bola para ganar, Rodrigo Pérez recibía una falta que era castigada con exclusión, pero que dejaba el minutero a cero.

27 – Viveros Herol Nava: Lamariano (Ernesto ); Bernabéu (3), Alonso (1), Edu (3), Rodrigues, Casado (8), Vírseda (1), Darío Ajo (1), D’Antino (3), Villagrán (1), Rodrigo (2), Darío Ajo Martín (2), Baptista (1), Llopis, y Kiselev (1).

27 – Quabit Guadalajara: Saeid Barkhordari (Hombrados); Petrov (1), Chacón, Chema Márquez (3), Montoya (4), Arthur de Souza (2), Sanz (1), Fuentes (1), Barricart, Moya (1), Gallardo (4), Paredes (6), Bodi, Romanillos y García (4).