@BalonmanoNava

El Viveros Herol Bm. Nava cae por 26-23 ante Cuenca y pierde la condición de invicto como visitante.

Comenzaba el partido muy igualado con un duelo vibrante entre los dos centrales. Agustín Casado por parte navera y Pablo Marrochi por el bando local. Los goles de uno y otro sostenían el empate en el electrónico, que posteriormente dominaría Nava gracias a un buen juego combinativo de la primera línea, que encontraba en Rodrigo Pérez su principal estilete.

Cuenca sacaba a relucir su caudal ofensivo y Thiago Alves desde el lateral izquierdo resquebrajaba la defensa visitante con su fuerza. Natan Suárez y Marrochi cogían el testigo para igualar el duelo y empatar. Al descanso, el electrónico mostraba la tremenda igualdad entre los contendientes: 13-13.

En la reanudación, los conquenses salían más enchufados y gracias a sus centrales conseguían un parcial 5-2 para poner en serios problemas a los Guerreros Naveros. Los nuestros entraban en barrena y Cuenca descosía el marcador. Los locales tenían una renta de cinco tantos y tocaba remar.

Pero si algo caracteriza a los hombres de Daniel Gordo es que nunca arrojan la toalla. Carlos Villagrán sacaba la garra para conseguir un tanto con el que soñar. Nicolo D´Antino lograba dos dianas para obligar a Lidio Jiménez a pedir el tiempo muerto. Con el Viveros Herol volcado en la remontada, Martín Ariel daba la puntilla a los castellano y leoneses. No había tiempo para más. Nava volvía a competir ante uno de los mejores equipos de la categoría, pero esta vez no podía sacar nada positivo de la visita.

26- Liberbank Cuenca: Maciel (Samuel); Vainstein, Natan Suárez (4), Doldán (4), Patrik, Hugo, Moscariello (2), Marrochi (7), Ponciano (3), Balint (3), Suárez, Sergio (3), Alejandro, Eskericic.

23- Viveros Herol Bm. Nava: Yeray (Ernesto); Bernabéu (3), Agustín (4), Nicolo (3), Miguel (1), Eduardo (2), Álvaro, Andrés, Carlos (2), Darío (3), Martín, Rodrigo (3), Llopis (1), Adrián, Oleg (3).