@oscarmarcas67

El Viveros Herol Bm. Nava derrota a Aranda por 25-26 en el primer amistoso de la pretemporada.

Los dos equipos salieron a la pista con ganas de agradar a sus aficiones, que se daban cita en territorio neutra. Campaspero sería testigo del primer test de la nueva campaña para ambos clubs.

Nava comenzó dominando el encuentro con rentas entre tres y cinco goles. Los de Fernando Chico, ayer entrenador por la ausencia de Alberto Suárez, no encontraban el camino al gol, y cuando lo hacían, Ernesto impedía que el balón tocará red.

Así transcurrían los primeros compases, con un Viveros Herol más acertado de cara a puerta, sobre todo con el estilete Óscar Marugán. El extremo izquierdo conseguía anotar las dos bolas que le llegaban, ¿quién diría que es juvenil?

Con la entrada de Javier García todo cambió. El pivote arandino causaba estragos en la defensa navera, y gracias a sus tantos, el Villa de Aranda acortaba distancias y se iba al descanso con un gol de desventaja.

En la reanudación, ambos entrenadores siguieron con la política de rotaciones muy marcada. Los espectadores podían disfrutar de un duelo de calidad, y con intención de disputar los balones divididos, pero la carga física de la pretemporada es alta y eso se notó en el último tramo.

Javier García seguía haciendo de las suyas y recogía todas las bolas que pasaban por su lado. Álvaro Rodrigues y Miguel Baptista no encontraban la forma de parar al leonés, que gol a gol ponía a los suyos por delante.

En los últimos minutos, el cuadro arandino dominaba por tres tantos. Un tiempo muerto de Daniel Gordo imprimía una marcha más a los naveros, que por medio de un colosal Agustín Casado y un magistral Yeray Lamariano, conseguían dar la vuelta al choque con un parcial 0-4.

El partido deja buenas sensaciones en ambos equipos. Nava se llevaba la victoria, pero Aranda demuestra que la plantilla de este curso es ilusionante, y los aficionados ya sueñan con el salto a la categoría reina.