Foto: Óscar Aznar

Tras el final de la Liga Asobal, es el momento de evaluar lo conseguido por el Nava en su regreso a la categoría: una temporada histórica para Balonmano Nava. El equipo, ha terminado en sexto lugar tras una campaña impecable. Si bien la primera mitad de la temporada fue excelente, la segunda fue aún mejor, acumulando 15 y 18 puntos respectivamente. La última victoria, conseguida ante el Anaitasuna, fue un reflejo de su brillante desempeño en todas las fases del juego.

Con la derrota del Atlético Valladolid, Balonmano Nava concluye la mejor temporada de su historia en la máxima categoría del balonmano español. Es un logro impresionante para un equipo recién ascendido.

La secretaría técnica del equipo no descansa tras el final de la temporada. Entre los fichajes está el de Adrián Nolasco, quinto máximo goleador de la competición con 153 tantos, procedente de Puerto Sagunto. Se trata de un lateral izquierdo de 31 años y 193 cm de altura que cuenta con mucha experiencia en la máxima categoría del balonmano español, veteranía, poderío físico, polivalencia tanto en ataque como en defensa y con un gran lanzamiento exterior. Él mismo se define como un jugador “muy comprometido, trabajador y con carácter, que lo da todo por la camiseta que viste y que no se arruga ante ningún rival ni situación.” Vamos, un guerrero. Además, también nos comenta que se considera un jugador de equipo, que quiere lo mejor para el grupo “y que voy con los míos a muerte.”

Balonmano Nava, tambien cuenta para el próximo curso con dos argentinos. El especialista defensivo Nico Bonanno, jugador procedente de Anaitasuna y especialista defensivo que formará parte de la zaga navera que tan difícil se lo pone ya a los rivales, firmando con el club para los próximos dos años. El otro es Lautaro Robledo, extremo derecho de 21 años y 177 cm de altura que llega en calidad de cedido a las filas naveras proveniente de Benidorm. El joven argentino cuenta con un futuro muy prometedor y en los aspectos que más destaca son en la velocidad y en la calidad de lanzamiento, donde él mismo nos comenta que es “un buen finalizador”, cualidades que hacen que sea muy peligroso en el apartado ofensivo.