lermeño becerril
En la última jornada el Becerril perdió su segundo partido de la temporada ante el Lermeño (1-0) que encadena ocho partidos sin perder. Foto: @cd_becerril

Decimoquinta jornada, la última antes del parón navideño. En la parte alta el Mirandés depende de sí mismo para acabar el año líder, tiene dos puntos de ventaja respecto al Diocesanos, que ahora mismo también sería equipo de tercera, al ser el mejor segundo de los dos grupos. Por abajo hay seis equipos que, si nada lo impide, intentarán no descender, del Cuéllar decimotercero al colista, Bosco, sólo hay cuatro puntos de distancia.

La jornada

Arranca el sábado a las 13h., Mirandés B y Tardelcuende. El líder en las últimas cinco jornadas ha pinchado varias veces, hasta perder el sólido colchón de puntos del que disfrutaba hace unos partidos; dos victorias, tras dos partidos sin conocer la victoria, en la pasada jornada enderezó el rumbo en Villamuriuel (1-2). Tardelcuende llega en mitad de la tabla, con siete victorias, seis derrotas y un solo empate.

Castilla- Palencia se enfrenta al Lermeño, el sábado a las 15:30h. Los locales no han ganado desde hace tres jornadas, dos empates y una derrota. lo que en principio podrían ser unos marcadores negativos, unna veaz analizados los rivales no es mala bagaje, empates con Mirandés y Becerril ambos a uno, derrota con el Unami (3-0). El Racing ya es sexto merced a sus ocho partidos sin conocer la derrota, con seis victorias, incluidas las del Mirandés y Becerril.

Derbi provincial en Palencia entre el Atco. Palencia y Venta de Baños, el sábado a las 15:45h., los capitalinos marcan el último puesto de la “zona segura” con 18 puntos se sitúan a 9 de los puestos peligrosos y a 11 del descenso. Sólo ha perdido un partido en casa, en la cuarta jornada. Afronta el segundo de sus cuatro partidos consecutivos como local. Los venteños están a sólo dos puntos de la zona de descenso, cuatro derrotas consecutivas, y sólo un punto en los últimos seis partidos. La reacción no puede hacerse esperar.

San José- Calasanz  sábado 15:45h., otro derbi provincial, en este caso soriano. Un San José muy irregular no ha dado la talla con los equipos de arriba, con los que en teoría se tendría que disputar el ascenso; puestos que observa a seis puntos. El Calasanz ha remontado desde la cola de la tabla, sin embargo su irregularidad le hace no distanciarse de lo zona de peligro, está sólo a un punto del descenso. Obtiene más puntos como visitante que como local.

El Espinar- Unami 16h., los locales en caída libre. La mejoría de las ultimas jornadas debe traducirse en resultados, y romper la racha de seis derrotas consecutivas. Los segovianos por su parte flojean en sus salidas, aunque sólo han perdido un partido en sus desplazamientos. Están a tres puntos del segundo de la tabla, suman ocho jornadas sin perder.

Bosco-Villarcayo 16h., los colistas todavía no han puntuado en casa, llegan tras ganar su primer partido la pasada semana al Calasanz (0-1). Por su parte los de las merindades llegan pletóricos, seis partidos sin perder, sumando cuatro victorias en ellos. En la tabla son quintos a cuatro puntos de la segunda plaza.

Cuéllar- Diocesanos 17h., Nueve partidos sin ganar han hecho que el equipo segoviano coquetee con el descenso, a sólo dos puntos. No gana en casa desde la quinta jornada. Los abulenses son segundos, a dos puntos, del hasta ahora intratable Mirandés. Nueve partidos sin perder, la buena noticia para el Cuéllar es que fuera de casa no son tan fiables, sólo ha conseguido a domicilio  el 25% de sus 32 puntos.

Para el domingo a las 16h. queda el Becerril-Vilamuriel, los becerrileños llegan tras estar cuatro jornadas sin ganar, sólo una victoria en seis partidos, su peor racha del curso. Siguen siendo el equipo menos goleado de la categoría, sólo cuatro tantos en su contra, pero se han  distanciado a seis puntos del líder. ‎Los villamurielenses son novenos, han conseguido sólo un punto de los últimos nueve disputados.

En esta jornada descansa la Arandina, que, pase lo que pase, acabará el año en puestos de descenso. La competición también está en entredicho por la inconsciente actuación de la Federación en el caso CD Palencia.