La jornada disputada este miércoles deparó la victoria de Real Valladolid y Miraflores.

El Miraflores Burgos iba a terminar logrando un gran triunfo en su primera final del curso. Un choque en el que los locales fueron capaces de imponerse a un Coruña (77-75) que aspiraba al liderato y que planteó un sólido encuentro en el que tan solo el cara o cruz final pudo apartales de la victoria. Porque los de Lolo Encinas acertaron con el último lanzamiento de Lapornik desde la media distancia cerrando unos segundos después con el tapón con el que Kasibabu evitó el triple ganador de los de Diego Epifanio. Un resultado con lo que mantenerse en lo más alto salvando así la presión de los perseguidores.

Por su parte el Real Valladolid que sumó la quinta consecutiva bajo el amparo de la pizarra de Paco García ante Gipuzkoa (71-65).