Foto: SPB- Borja B. Hojas

El Miraflores Burgos dio un paso adelante en su progresión como equipo venciendo al CB Almansa en el Coliseum. Los de Paco Olmos se impusieron (86-72) desde la aportación colectiva, en un duelo en el que no pudo comparecer Marc-Eddy Norelia por algunos problemas físicos. Pese a la ausencia del interior, los castellanoleoneses completaron un buen partido en casa con el que dan un paso adelante en su crecimiento y le brindaron una importante victoria a su afición.

El conjunto local salía con una mejor intensidad defensiva, lo que le permitía aprovechar las buenas acciones de Rasid Mahalbasic, Obi Enechionyia y Gonzalo Corbalán para ponerse con cinco puntos de ventaja mediado el cuarto (9-4). La actividad de los castellanos en las recuperaciones les llevaba a crecer a nivel colectivo y fijar la distancia en siete puntos (18-11). Las últimas acciones dejaban el electrónico con los de Olmos por encima (20-14).

Un parcial de salida de 8-0 en el segundo periodo, con Ale López comandando, disparaba la renta de los burgaleses hasta los 14 puntos de máxima (28-14). Querían pelear los visitantes para no dejarse ir en el encuentro y mejoraban bajo el liderazgo de Eghsagere Robinson Idehen. El cuadro de Tino Ugidos conseguía un parcial de 4-13 que ponía en cinco puntos la distancia (32-27). El rendimiento exterior del Miraflores Burgos estiraba su renta hasta la máxima de 15 puntos con la que se llegó al descanso (47-32).

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El Almansa retornaba del paso por vestuarios con la ambición de volver a aproximarse, lo que conseguía con un 2-9 de parcial (49-41). Reaccionaban rápido los castellanoleoneses, que trabajaban para abrir la distancia (60-45). Idehen y Costa convertían un 0-7 que les acercaba nuevamente (60-52), pero las acciones finales de Barrera para Van Zegeren y de Hermanson desde el perímetro dejaban la barrera de diez sobre el luminoso al final del tercer periodo (65-55).

Progresaban desde el esfuerzo defensivo los locales, que lograban inaugurar el cuarto definitivo con un parcial de 10-3 para poner la renta en 17 puntos (75-58). Los de Olmos controlaban la contienda sostenidos por esa buena renta, en un duelo en el que seguía brillando la aportación de Mahalbasic en la asistencia y en la anotación (81-68). Los dos últimos minutos, que se desarrollaron con intercambio de puntos, sirvieron para que el cuadro burgalés terminara por sellar su segunda victoria de la temporada de LEB Oro (86-72).

El equipo burgalés disputará su próximo partido de LEB Oro ante el Oviedo Balonesto, el sábado 22 de octubre, desde las 18:00 horas, en el Polideportivo Municipal de Pumarín.