El Palacio Quintanar presenta la exposición ‘Miedo divino’, de Montserrat Soto, artista e investigadora, que a través de la fotografía como documento recorre una historia en imágenes de temas tales como la censura, los libros y la memoria. En la muestra, comisariada por Alicia Murría, la artista ofrece una nueva entrega de un proceso de investigación que abarca más de quince años, a través de imágenes y textos, fotografías, esculturas en forma de señalética, documentación diversa y una videoinstalación, donde aborda cómo se ha estructurado, a través de los siglos y en diferentes civilizaciones, el conocimiento, su conservación y traslación. En paralelo, también se centra en las formas de censura, de borrado, y al extremo, en el intento de aniquilación del pensamiento de las culturas dominadas por parte de sus dominadores.

La exposición, que se podrá visitar hasta el próximo 12 de noviembre, trata del libro con el mismo título, fundamentalmente, de su representación en las imágenes de la pintura occidental, desde la Edad Media hasta el siglo XVIII. En este sentido, Soto en sus montajes fotográficos reproduce los formatos de las antiguas pinacotecas, deteniéndose en aquellas donde el texto escrito está presente.

El espectador de hoy ve en estas pinturas obras de arte, pero ignora cómo en su momento ostentaban un poder de adoctrinamiento, hablaban de la intermediación divina en el ámbito de los saberes o de disputas teológicas. La aparición de la imprenta supuso un avance incuestionable en la difusión del conocimiento, pero se olvida que la censura y la persecución de las ideas se hizo mucho más fácil gracias a la firma de los textos y la datación de los impresores, un proceso que guarda ciertas similitudes con lo que hoy supone Internet en cuanto a difusión de la información por un lado y, de otro, el control sobre los individuos que facilita su tecnología.

Por último, la exposición incluye una gran videoinstalación donde, en dos pantallas y con un lenguaje teatralizado, aborda un episodio en la vida de Goya: los problemas que atravesó en la realización de sus pinturas para el Pilar de Zaragoza, y su reivindicación de la independencia creadora como artista.

Montserrat Soto

Formada en Barcelona y Grenoble, la artista ha realizado una extensa trayectoria en el mundo de la fotografía y el vídeo. A través de dos grandes líneas de investigación, ha desplegado amplias series que se centran en el paisaje a través del viaje y los espacios del arte, tema al que esta exposición pertenece.

Ha sido galardonada con el Premio Nacional de Fotografía en 2019, concedido por el Ministerio de Cultura de España, y el Premio Trayectoria de la Fundación Enaire, también en 2019

Además, durante su carrera profesional ha expuesto su trabajo en numerosas fundaciones, museos y galerías, entre los que se puede destacar el Museo Charlottenbourg, Copenhague; Museo de Arte Contemporáneo, Barcelona;  Kunst Museum, Lucerna, Suiza; Kunstraum, Innsbruck, Austria; Huis a/d Werf, Utrecht, Holanda; Ulrich Fiedler Gallery, Colonia; Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires; P.S. 1 Studio Program, The Clocktower, Nueva York; Galería Presenca, Oporto; Culturgest, Lisboa; Galería Mario Sequeira, Oporto o la Galería Helga de Alvear, Madrid, entre otros.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter