Tiago Abiodun y María Berzosa posan con sus medallas

La burgalesa María Berzosa con 14 años, es una de las mejores jugadoras europeas y desde ahora se hace un hueco entre el elenco de medallistas en los Campeonatos del Mundo de Jóvenes. María logró su clasificación para el mundial después de un larguísimo 2022, repleto de competiciones del Circuito ITTF, que la llevaron a finalizar en la posición 17 de la clasificación mundial. Un total de 24 palistas accedían a la cita mundialista y entre ellas, estaba la burgalesa, que ha participado en tres pruebas: individual, dobles femenino y mixto. España no pudo participar en la prueba de equipos, pues sólo lo hacían los tres mejores de Europa. La jugadora burgalesa ha estado extraordinariamente dirigida desde el banquillo por la entrenador del RM Terán y de la selección española, Dranca Codruta.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

En dobles mixto, llegó sin duda, el gran éxito de Castilla y León, junto al luso Tiago Abiodun, María desplegó su mejor juego. La competición, por eliminatoria directa, les encuadró en 1/16 de final ante el polaco Rafal Formela y la tunecina Salma Bouhjar ( 3/0 ). En la siguiente ronda, octavos de final, esperaban los actuales campeones de Europa, los franceses Flavien Coton y Leana Hochart, imponiéndose por 3/1 y apeando a los galos. Llegaba el más dificil todavía, la pareja nº2 del torneo, los japoneses Yuna Ojio y Kazuki Yoshiyama, que además se adelantaban por dos a cero, y sabiendo del potencial del tenis de mesa asiático, pero la proeza se logró, y se ganaron los tres sets posteriores, con el quinto de infarto ( 11-9 ). De esta forma, y con el podium asegurado, las semifinales enfrentaban a jugadores europeos, en esta ocasión los rivales eran la polaca Natalia Bogdanowicz y el sueco William Bergenblock, en otro igualadísimo partido, volvió a salir cara y la española y el portugués, se llevaron el choque en cinco sets ( 3/2 ). En la tarde noche de este viernes, María Berzosa, disputaba su primera final mundialista, la egipcia Hana Goda y el kazajo Alan Kurmangaliyed eran los oponentes. Las cosas se ponían de cara en los primeros tantos del primer set, ya que María y Tiago tenían un 9/7 a favor, con un gran tenis de mesa, pero no han podido cerrar y han cedido el set. ¿ Quizás haya sido la clave ?. En el segundo, se ha repetido la historia, y con un 7/5 favorable, han vuelto a caer por 11 a 9, lo que ha supuesto una losa en contra. El tercer set, se ha decantado de forma más clara para los campeones, que se han llevado merecidamente la final.