El cansancio, y la falta de efectivos, pasaron factura a un Fundación Aliados que se vio anulado, desde el inicio, por un Amfiv de Vigo que propuso una intensa y presionante defensa para ahogar a los vallisoletanos y hacerse con las riendas del juego ya en los comienzos, en los que endosó un primer parcial de 6-27, que mediatizó todo el encuentro.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter


Los vallisoletanos salieron muy despistados en defensa, y el rival aprovechó para llenar de puntos su casillero, gracias al acierto anotador y a la experiencia de Vilas, Alejos y Romo, que machacaron a los locales desde la pintura y desde el exterior, para ir añadiendo canastas y llegar al descanso con un más que contundente 13-47.


El resultado era el claro reflejo de lo que se veía en la pista de Arroyo de la Encomienda: un Amfiv crecido, que no perdonaba ningún punto, ni tenía piedad de la falta de revulsivos del Fundación Aliados, y un equipo vallisoletano que era incapaz de superar la defensa visitante y que iba acumulando fallo tras fallo, fruto de la impotencia.
Y si bien el cuadro gallego bajó el nivel defensivo tras la reanudación, lo que dio pie a una mayor efectividad del Fundación Aliados bajo el aro, no lo hizo en el plano ofensivo, por lo que las distancias siguieron incrementándose hasta llegar al 40-94 con el que finalizó el encuentro, en el que los locales llegaron a jugar con 10.5 puntos en cancha. La llegada de jugadores la próxima semana, permitirá contar con más opciones de cara a los próximos compromisos.