Bembibre no pudo romper la maldición que vive en cada visita a la capital, Madrid, y cayó por 66-49 ante Estudiantes en un mal día de las del Bierzo Alto, que apenas compitieron bien durante el primer cuarto y algo del tercero. Un parcial de 8-0 antes del descanso empezó a desequilibrar el partido y la situación se agravó con varias faltas que se debieron castigar a favor de las bembibrenses en el último cuarto que terminaron por decidir el choque. En los últimos minutos, además, se vinieron abajo las de Diego García y las de David Gallego castigaron cada error.

No sólo en defensa, pues el lanzamiento exterior fue un martirio para la escuadra berciana, que no pudo contar con Veera Pirttinen y estuvo muy desatinada. Además, el acierto de las locales desde los 6,75 en momentos puntuales condenó a las bercianas, muy condicionadas por la escasa aportación de una Erin Whalen muy castigada por las faltas y a la que apenas le sancionaron dos a favor cuando recibió varias más. Todo estuvo en contra en un encuentro que, además, sirvió para que las del Ramiro se quedaran con el basket-average pese a caer en la primera vuelta en el Bembibre Arena. Nada hacía presagiar el final que se dio.

De hecho, estuvo muy igualado el duelo en los primeros minutos, aunque el dominio cerca del aro visitante de Nadia Fingall –hizo 8 puntos en este primer cuarto– reportó las primeras ventajas reseñables. La segunda falta de Whalen obligó a Diego García a sentarla y entró Laia Moya, pero su equipo apenas lo notó, pues igualó con una buena acción al poste de Anniina Äijänen después de una canasta previa de Ainhoa Lacorzana asistida por la pívot finlandesa que inició un buen momento de juego del cuadro berciano para acabar 14-14 el primer cuarto.

Volvió al comienzo del segundo cuarto Whalen y un triple suyo puso al conjunto bembibrense en ventaja (20-21), aunque el conjunto colegial ya había empezado a encontrar situaciones para aplicar su mejor juego en transición con el que tratar de distanciarse. No lo consiguió de momento y las dos bases en pista en el cuadro berciano, Roselis Silva y Dasha Dubniuk, mantuvieron la igualdad, aunque las locales adquirieron un buen colchón gracias un parcial de 8-0 sellado con triples de Alexy Mollenhauer y Laura Méndez para poner el 33-25 al descanso.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Otro triple de la 24 local obligó a Diego García a parar el choque después de que su equipo apenas anotara una canasta de Laura Westerik en los primeros minutos tras la reanudación. Reaccionó, llegó al 36-32 después de un triple que entró ‘llorando’ de Anna Palma y siguió haciendo daño pese a la tercera falta de Whalen. De hecho, Vanessa Austin puso el 38-36 al poste bajo tras asistencia de Lacorzana y llegó a ponerse a uno tras un tiro libre de Westerik, pero un triple de María Espín cortó el buen momento y puso el 41-37 con el que se llegó al cuarto asalto.

Pese a que una canasta de Helena López trató de dar esperanzas, se esfumaron con un 2+1 de Billie Massey y una canasta a aro pasado de María Eraunzetamurgil que acercaron la renta local +10. Trató de reengancharse el cuadro berciano presionando, pero los robos de balón no fueron aprovechados. Además, dos claras faltas sobre Whalen no fueron castigadas en dos penetraciones en las que suele sacar ventaja y un triple de Méndez puso el 53-43 que casi sentenció con menos de cuatro minutos. Dos errores consecutivos acabaron con el partido y las rojillas se vinieron abajo hasta el definitivo 66-49.