Luis Huerta junto a Javier Alonso

Luis Huerta finalizó este domingo su participación en el Mundial de Natación Paralímpica con buenos resultados. El joven deportista de la Federación de Deporte Adaptado de Castilla y León (Fedeacyl) formó parte de la selección española absoluta como uno de los nadadores con más proyección para la próxima década, con los Juegos de Tokyo y París en el horizonte.

Pruebas

Huerta Poza participó en tres pruebas en la cita de Londres, que se desarrolló del 9 al 15 de septiembre. Su mejor actuación se cerró en los 200 libres, en la que finalizó en quinta posición, con marca personal: 2:53:89.
“Era la prueba que más había preparado, y logró su objetivo”, explica Javier Alonso, representante de Fedeacyl y miembro de la expedición española en la capital londinense.
El pucelano brilló en una serie en la que España lidera con autoridad, como demostró que en la final, al quinto puesto de Luis se sumase el oro logrado por Antoni Ponce, ambos de clase S5 y con discapacidad física.
En la piscina del Aquatics Centre de la ciudad inglesa, el nadador castellanoleonés también cerró con una buena actuación su participación en los 100 libres. En esta serie alcanzó el noveno puesto en la prueba preliminar, con una marca de 1:22:82, que le sirvió para ser el primer reserva de la serie y estar entre los mejores del mundo.

Luis, que preparó su debut mundialista en el CTD Río Esgueva de Valladolid, ahora descansará tras “un verano intenso de entrenamientos”, antes de emprender una temporada apasionante que tiene en los Juegos Paralímpicos de Tokio la meta de cientos de deportistas.
Antes de la cita japonesa, el Europeo será su objetivo para tratar de participar en una cita continental absoluta por segunda vez en su trayectoria después de su debut en 2018 en Dublín. Desde el cuerpo técnico del combinado nacional se insiste en que la juventud de Luis le permite soñar con Tokio, pero sobre todo con los Juegos de París del próximo ciclo paralímpico.
El nadador vallisoletano completó su actuación en Londres con el 50 libres, en el que acusó el debut, y no pudo acceder a la serie final.

Con su recién estrenada mayoría de edad, Luis Huerta se ha convertido en uno de los referentes de la piscina paralímpica en la comunidad y un ejemplo para un grupo de jóvenes deportistas que siguen sus pasos en el CD Fusion u otros clubes de Castilla y León.

El nadador vallisoletano fue galardonado el pasado en 2017 con el Premio Futuro de la Federación de Deporte Adaptado de Castilla y León, dada su progresión deportiva, posteriormente confirmada con el triunfo en la Liga de Natación Autonómica y sus convocatorias internacionales.
Además, el deportista del Club Deportivo Fusion, de categoría SB4 y S5, forma parte del Equipo AXA de Promesas Paralímpicas del Comité Paralímpico Español, un proyecto diseñado para la mejora y tecnificación de nadadores con el objetivo de los Juegos de Tokio de 2020.