Lucas N’Guessan, refuerzo para el juego interior del Real Valladolid Baloncesto. Ante la lesión de Kevin Allen, quien continúa recuperándose de su lesión con la intención de poder reincorporarse paulatinamente, el Club blanquivioleta ha firmado al interior neerlandés, pívot de 2.13 metros, que llega procedente del Huesca de LEB Plata. El nuevo ‘cinco’, que conoce el baloncesto español y la LEB Oro, se incorporará de manera inmediata a los entrenamientos de Paco García.

Marinus Lucas N’Guessan (6 de noviembre de 1997 – De Lier, Países Bajos) es un pívot de 2.13 metros, grande, intimidador y contundente. Capaz de jugar bien en continuación y por encima del aro, el nuevo ‘cinco’ puede rebotear, taponar y jugar al poste bajo. Su llegada, vital para apuntalar la pintura del Real Valladolid Baloncesto.

El jugador interior, formado en la NCAA estadounidense, antesala de la NBA, disputó dos años con los Oklahoma State Cowboys y otros dos con East Tennessee State Bucaneers durante su etapa universitaria. En los dos equipos firmó buenas medias, creciendo con el paso de las temporadas y yendo a más. De hecho, en su último año, antes de dar el salto al baloncesto profesional, registró 8.9 puntos y 5.8 rebotes de media.

Después de una exitosa etapa formativa, Lucas N’Guessan aterrizó en España, en las filas del ICG Força Lleida de LEB Oro. Era el curso 2020/2021 y el jugador se estrenó en el baloncesto español con 4.2 tantos y 3.4 rebotes. Fue su primera experiencia profesional.

Sus buenas actuaciones llamaron la atención en su país de origen, recibiendo la llamada del Yoast United, competición que aglutina a la primera división de los Países Bajos y Bélgica. Sus números crecieron hasta los 10.3 puntos y 8.4 rebotes y volvió a dar un nuevo paso adelante.

A mitad de curso, Lucas N’Guessan regresó a España, a las filas del Basket Navarra, en la disputa por el ascenso a LEB Oro. En la presente campaña, el interior tulipán ha militado en el Huesca de LEB Plata, donde se ha convertido en líder y jugador referente con unos promedios de 15.4 tantos, 8.3 capturas, 1.1 tapones y 2.5 mates por partido.

El jugador llevará el dorsal número 10 y será presentado oficialmente como nuevo jugador del Valladolid Baloncesto a lo largo de esta semana. Lucas N’Guessan llegará a Valladolid este mismo miércoles y comenzará a trabajar de inmediato con el resto del equipo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Tras cerrar la contratación del interior de los Países Bajos, Pepe Catalina, el director deportivo del Real Valladolid Baloncesto, analiza al nuevo fichaje del equipo. “La contratación responde a una de las dos opciones que el Club se plantea desde el momento en el que Kevin Allen está lesionado. Una, que Kevin sufra lesión de larga duración y el planteamiento es fichar a un jugador lo más parecido a Kevin Allen y contar con más recursos porque se libera cierto dinero; y otro escenario, en el que estamos, en el que la lesión no sea tan grave y pueda tener una reincorporación progresiva, con tratamiento preceptivo, que quizá le lleve un tiempo estar al 100% y lo que hacemos es reforzar al equipo en la posición de pívot para cualquier posibilidad que se produzca como una recaída de su lesión, lentitud en su incorporación o problemas físicos de otros jugadores. Quizá podríamos haber estado valorando esta posibilidad a finales de febrero, cuando termina el mercado, pero con esta situación hemos visto que era mejor adelantarlo ahora. A Lucas N’Guessan lo conocemos de hace tiempo y llegamos a valorar cuando llegó a España por primera vez. Tenemos experiencia con pívots holandeses, conocemos el tipo de jugador que puede haber allí, con sus diferencias, y él va a un perfil más similar a Kabasele. Más alto incluso, con más envergadura, es un protector del aro, que corre el campo, que continúa bien los bloqueos, puede taponar, acabar por encima del aro y con recursos en el poste bajo. Sus números son muy buenos en LEB Plata y que dentro de las posibilidades del Club, al que agradecemos el esfuerzo, la hemos encontrado esta posibilidad con Lucas, que tenía una cláusula de salida, y se unirá al equipo hasta final de temporada”.

En la línea del director deportivo pucelano, Paco García también valoró la incorporación de Lucas N’Guessan, a quien define. “Es un jugador joven, del año 1997, que ya estaba en la agenda del Club en las dos últimas temporadas. Lleva tres de estancia en la liga española. Es un jugador grande, de buena envergadura, pensamos que es más de esta categoría que de LEB Plata, aunque estuviera en esta segunda competición. Pensamos que nos puede ayudar en el juego interior, independientemente de si la lesión de Kevin Allen se alarga en el tiempo. Lucas N’Guessan nos puede ayudar cerca del aro, es un buen reboteador, un buen finalizador, tiene un buen gancho, se mueve bien cerca del aro, va hacia el mate con mucha facilidad y creemos que, de lo que había en el mercado que podemos fichar, es una muy buena contratación”.