Todos los sectores de la afición blanquinegra muestran una importante preocupación por la situación que atraviesa el Burgos CF. En las últimas horas han sido los pequeños accionistas de la entidad los que han emitido un comunicado, mostrando su inquietud por las preocupantes informaciones que ponen en jaque el futuro del equipo.

La Asociación de Pequeños Accionistas del Burgos C.F., comienza su escrito recordando la ilusión que la llegada de la familia Caselli hizo recuperar a los parroquianos del Burgos CF.

Sin embargo, ya en el punto 2, lamentan como se encuentra el entrenador Julian Calero, que «a 12 de enero de 2021, sigue en la misma situación (sin licencia oficial) con el desprestigio profesional del propio entrenador y su cuerpo técnico y la repercusión muy negativa a nivel nacional para la imagen del Club», de igual manera se reconoce a Calero, «su paciencia y profesionalidad en estos meses».

En relación al convenio de filialidad con el Burgos Promesas, piden una solución, «al conflicto para que este acuerdo, que prometía unir al fútbol burgalés, no se rompa a las primeras de cambio».

El escrito finaliza con el punto 6 diciendo, «el proyecto ambicioso de la familia Caselli supone unos esfuerzos económicos muy importantes que deben garantizarse para cumplir en tiempo y forma con todas sus obligaciones, por lo que les pedimos que solucionen urgentemente los problemas de financiación que puedan existir para que el Burgos C.F. vuelva a ilusionar, como un grande que es, a todos los burgalesistas».

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter