La fase de ascenso a Segunda División B en Castilla y León podría dar un giro radical. Según desvela IUSPORT, la Junta de Castilla y León, dentro de su lista de nuevas medidas a aplicar durante la denominada ‘nueva normalidad’ expone que permitirá únicamente la práctica deportiva sin contacto (entrenamiento y competición), salvo que los deportistas sean profesionales o DAN Deportista de Alto Nivel).

Según la normativa de la Junta de Castilla y León para la ‘nueva normalidad’, únicamente podrán competir aquellos deportistas con ficha profesional. El Zamora si que tiene en esa catalogación para todos sus futbolistas, con lo cual David Movilla podrá contar con toda su plantilla para la fase de ascenso; algo que no ocurre en Arandina, Segoviana y Numancia B.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

“La práctica de la actividad deportiva federada de competencia autonómica y de ámbito nacional no profesional podrá realizarse de forma individual o colectiva, sin contacto físico, y hasta un máximo de 25 personas en los entrenamientos”, ha establecido la Junta de Castilla y León, a través de un acuerdo adoptado este fin de semana. Estableciendo una excepción, “sólo podrán desarrollar la práctica físico-deportiva con contacto físico los deportistas que tengan la condición de profesionales, así como los deportistas que ostenten la condición de alto nivel y alto rendimiento”.

Qué es un futbolista profesional

Son considerados deportistas profesionales los jugadores con contrato acogidos al Real Decreto 1006/1985, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales, no solo los que militan en Primera y Segunda División.

Tanto la Tercera División del fútbol español como la Segunda B, categorías consideradas como no profesionales, pero en las que conviven tanto jugadores con ficha profesional con otros con ficha de jugadores aficionados.

La Arandina CF, la Gimnástica Segoviana y el Numancia B, cuentan con una mayoría de jugadores con ficha “amateur”, y salvo rectificación no podrán contar con ellos para la fase de ascenso.

La Junta tranquiliza

“Simplemente es necesario que la Federación correspondiente elabore un protocolo sanitario que contemple las medidas a tomar y la manera en que han de tomarse. Ese protocolo lo revisamos nosotros y en cuanto se apruebe se puede jugar sin ningún problema”. Sin duda la Junta deberá variar el articulado de sus normas para no alterar la competición.