Los dibujos que nos animaron a practicar deporte

1. Dos fuera de serie, Juana y Sergio

Con el voleiból como telón de fondo, esta serie creada por Jun Makimura y Shizuo Koizumi en 1984 contaba las aventuras de dos adolescentes que acaban enamorándose. En España la serie fue mucho más exitosa que en Japón. En total se emitieron 58 episodios que correspondieron a las dos temporadas que permaneció en antena el programa.

 

2. Bola de dan

En 1991 los niños españoles conocieron el balón prisionero gracias a la serie Bola de Dan. Dan era un muchacho de 10 años que soñaba con ser el mejor jugador de balón prisionero, emulando las gestas conseguidas por su padre. La serie también fue todo un éxito en España, donde sus 47 capítulos acabaron sabiendo a poco.

3. Supergol

Aunque no alcanzó la misma popularidad que otras series ambientadas en el mundo del fútbol, Rafael y sus compañeros del Kin conquistaron el corazón de una buena parte del mundo. Sus 26 capítulos enseñaron a los más pequeños que en el deporte no siempre se gana. La serie se emitió entre 1986 y 1987.

4. Chicho terremoto

Gamberro como pocos, Chicho Terremoto revolucionó el mundo del baloncesto, convirtiéndose en toda una estrella a pesar de no levantar 2 palmos del suelo. Cada canasta se la dedicaba a su amada Rosita, a quien dedicó su conocido «supertiro Rosita». Eso y verle las bragas a las niñas eran la nota políticamente incorrecta de unos dibujos que congregaban a los escolares frente al televisor a principios de los 80. El surrealismo de la serie lo ponía el duelo que Chicho tenía con un perro por el amor de Rosita.

5. Campeones. Oliver y Benji

Una de las series más longevas con temática deportiva, tal vez porque los partidos de fútbol podían durar toda una temporada. Oliver y Benji fue una de esas series que se coló en el imaginario de los españoles y forma ya parte de nuestra cultura popular. La pandilla se completaba con Bruce Harper, Tom Baker, Mark Lenders, Ed Warner y otros tantos nombres, cada uno liderando diferentes equipos y capaces de realizar proezas deportivas prácticamente imposible al grito de «tres puntos colega».
Una serie en la que sus personajes crecían, se hacían mayores y viajaban a Europa para militar en equipos que recordaban mucho la Milán o al Barça, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here