Aunque todavía es pronto para hacer cuentas, Mirandés, Ponferradina y Burgos CF, se fijan como principal objetivo de la temporada la permanencia, aunque deportivistas y rojillos no renuncian a nada, tras ser ya dos equipos habituales de la categoría. El objetivo del otro equipo de Castilla y León en Segunda, el Real Valladolid, que ansía volver a a primera tras el descenso del pasado curso; pero de eso hablaremos otro día.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Analizando la media de las siete últimas temporadas la salvación se encuentra en los 48 puntos. Aunque hay datos para todos los gustos, la Ponferradina en el curso 2019-20 necesitó 51 puntos para lograr la salvación, sin embargo el Deportivo descendió con esos mismos puntos. En la temporada 2016-17, la salvación se obtuvo con 50 puntos, ese año el Mirandés descendió como colista con 41.

Por el otro lado en el campeonato 2014-15, el Osasuna pudo salvarse con sólo 45 puntos. El Lugo, siempre en la zona baja, ha logrado la permanencia en dos temporadas con 47 puntos, la 2018-19 y la 2020-21, sin embargo la Ponferradina, con esa misma puntuación descendió en la liga 2015-16.

Otros datos de la estadística apuntan a que de los cuatro equipos que descienden, dos suelen ser recién ascendidos de 2ªB, también que otros dos se corresponden con los de menor presupuesto, y por último, que estadísticamente dos equipos se descuelgan muy pronto de la zona de salvación, quedando a una media de 10 puntos de la decimoctava.

Extrapolando los números actuales, de los nuestros, a lo largo de la temporada, el Burgos CF obtendría 47,25; el Mirandés 52,5; y la Deportiva 96.

Auque ya saben, esto es fútbol, y la Liga Smartbank, con 42 jornadas, es muy larga. El Numancia descendió la temporada 2019-20 con 50 puntos, tras haber estado en puestos de fase de ascenso durante varias jornadas de la primera vuelta.