El Aula Valladolid empieza el 2024 con una derrota. Las vallisoletanas no encontraron su juego ante el Granollers y caen en el primer partido del año (36-25). Las continuas pérdidas y el contraataque del equipo local pasaron factura a las de Miguel Ángel Peñas, que no lograron descifrar la defensa catalana y sufrieron la primera oleada del Granollers. 

Los primeros compases del partido transcurrieron con cada equipo en su papel: el Granollers conseguía contactar con Cristina Polonio en los 6 metros, mientras que el Aula Valladolid imponía su ritmo rápido en los pies y las manos de María O’Mullony, que terminó el partido con 14 goles, y Amaia G. De Garibay. Del 2-0 del primer minuto se pasó a la máxima igualdad, que solo se rompió en el minuto 12, de nuevo con dos goles a favor de las catalanas (8-6).

Y con el 9-7 llegó la exclusión de Cristina Polonio, que no iba a tener las consecuencias esperadas por las vallisoletanas. Porque dos pérdidas consecutivas y un nuevo gol de Ona Vila llevó la máxima al marcado, ya con la igualdad en pista (11-8, min. 17). Miguel Ángel Peñas pidió tiempo muere para intentar frenar el despegue de las locales, pero no funcionó y la ventaja se fue hasta los 5 goles (13-8, min. 24). Un gol de O’Mullony rompió los casi cuatro minutos sin marcar del Aula Valladolid, que se enfrentaba a sus continuas pérdidas y al gran momento de Marta Mera, que se convirtió en un muro infranqueable para las blanquiazules. 

Y así, tras un gol de Giulia Guarieiro, las catalanas se fueron al vestuario con la máxima ventaja del partido (16-10). No cambiaron las cosas tras el descanso y dos nuevas pérdidas de las vallisoletanas impulsaron la ventaja local hasta los 8 goles (19-11). Y a partir de ahí, el Granollers despegó definitivamente sin que las vallisoletanas encontraran respuesta a su juego. Tiraron de casta las blanquiazules para tratar de meterse en el partido, pero la diferencia impidió que pudieran acercarse en el marcador. Peñas trató de dar aire al ataque con siete jugadoras de campo, pero Marta Mera impidió que las vallisoletanas amenazaran con reaccionar.

El choque también sirvió para que debutara Sara Martín, jugadora de la cantera blanquiazul, que tuvo sus primeros minutos en la Liga Guerreras. Ahora, las de Miguel Ángel Peñas piensan ya en la eliminatoria de Copa de la Reina del próximo 20 de enero en Lanzarote.