La delegada territorial de la junta en León firmó, este jueves, las actas de inicio de obra de restauración de la iglesia de Santo Tomás de las Ollas en el municipio de Ponferrada, acompañada por el alcalde, Olegario Ramón, y de las actuaciones en las cubiertas del claustro del Monasterio de San Andrés en Vega de Espinareda acompañada por el alcalde, Santiago Rodríguez, y la jefa del Servicio Territorial de Cultura y Turismo, Amelia Biaín.

En lo que se refiere a la Iglesia de Santo Tomás, estos trabajos se unen a las diversas intervenciones de restauración llevadas a cabo anteriormente, tanto en sus cubiertas como en su entorno inmediato y en sus revestimientos interiores. Estas consistirán en la limpieza tanto de la superficie de la fachada como del drenaje que discurre por el perímetro del edificio, la reparación de la cubierta de la sacristía, la renovación del revestimiento interior de la sacristía con morteros hidrófugos y pintura al silicato y la reparación de la pequeña espadaña.

Estas labores serán financiadas íntegramente por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte a través de presupuestos desconcentrados en la Delegación Territorial de León por un importe de 30.638 euros.

Por su parte, la actuación en las cubiertas del claustro del Monasterio de San Andrés tienen una inversión prevista de 502.670 euros, en una obra promovida por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, con la financiación de la Unión Europea a través de los fondos Next Generation. El obispado de Astorga, titular del edificio, ha aportado el proyecto técnico.

El estado actual de las cubiertas, en las pandas que bordean el claustro principal, presentan graves deterioros que necesitan ser atajados mediante un completo proceso de restauración de las mismas, encontrándose dos tipos de estructura en ellas; cubierta con estructura de madera y cubierta sobre tabiques palomeros.

La estructura de madera del ala sureste del claustro se respetará siendo sustituidas únicamente las correas. Todo el conjunto de madera será tratado con anti-carcomas al agua.

Respecto a la cubierta más moderna, sustentada por tabiques de cerámica, que conforman los faldones de los lados noreste y noroeste del claustro, la actuación prevé tres tipos de trabajos: la reparación de los tabiques palomeros, especialmente en las zonas de cumbrera; la reposición del tablero de faldón en las zonas hundidas (cerca de los aleros) y/o deterioradas; y la eliminación de la capa de mortero existente con reposición de un mortero de cemento y arena preparado y armado con una malla de fibra de vidrio en las zonas de cumbrera, que permite recorrer las naves enteras en sentido longitudinal.

Una vez saneadas las estructuras sustentantes se repondrá la cobertura con pizarra a granel en todo el conjunto.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter