Foto: COAG

Las aproximadamente novecientas de granjas de cría de aves registradas en Castilla y León viven con preocupación la detección de varios casos de Gripe aviar en la comunidad autónoma. El primer foco, en animales de corral, se detectó en una instalación de la provincia de Segovia, aunque el primer caso en animales salvajes tuvo lugar en Ávila, donde tres gansos y una garza fallecieron por esta causa, posteriormente también se encontró en la laguna de la Nave de Fuentes (Palencia) una cigüeña muerta, infectada de gripe aviar. En la granja de Segovia, el protocolo obligó al sacrificio de casi 19.000 aves.

Los casos aparecidos en Castilla y León en los últimos días, plantean un incierto escenario para los productores de la comunidad autónoma, que además exporta fuera de Castilla y León y de España la mayoría de su producción. De seguir proliferando estos contagios, es muy probable que se cierren las fronteras a los productos avícolas que España exporta a más de 200 países.

Países como Portugal y Francia también están sufriendo infinidad de brotes de gripe aviar, en el país galo ya se han sacrificado más de 2,5 millones de aves.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter