La segunda etapa de la VII Vuelta a Burgos Femenina (19 al 22 mayo) dará protagonismo al Geoparque de Las Loras, uno de los patrimonios naturales que fue incluido en la red de geoparques de la Unesco en 2017.

Será a través de un trazado sinuoso de 129 kilómetros de recorrido que partirá desde Sasamón y finalizará, tras superar dos puertos de 3ª Categoría, en la palentina localidad de Aguilar de Campo.

La primera dificultad montañosa de la carrera, el Alto de Amaya, llegará en el kilómetro 58 de una etapa y en el 95, las corredoras deberán superar el Alto de Humada.

La primera parte de la etapa no tiene especiales dificultades en cuanto al recorrido y servirá para que las ciclistas, entre las que se espera la presencia de las mejores corredoras del pelotón internacional, se sitúen para afrontar una etapa con posible llegada al sprint.

Desde Sasamón, la carrera dará una vuelta por las localidades de Villadiego, Tobar y Olmos de la Picaza, para regresar a Villadiego y de allí al Alto de Amaya y, una vez coronado, la carrera tomará dirección a Sotresgudo y Sandoval de la Reina, en donde comenzará la subida al Alto de Humada, y continuará por carretearas de la Provincia de Palencia.

Aguilar de Campoo acogerá la llegada en la Avenida de Ronda, donde en el año 2020 ya lo hizo la Vuelta Ciclista a España.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

La prueba burgalesa será una de las nueve vueltas por etapas que dan forma al UCI Women’s WorldTour 2022. La Vuelta a Burgos femenina, que organiza la Diputación de Burgos a través del Instituto provincial para el Deporte y Juventud (IDJ), se consolida en la máxima categoría del ciclismo mundial, y se correrá del 19 al 22 de mayo. La prueba, que se disputará sobre cuatro etapas, se convertirá en su séptima edición en una de las pruebas ciclistas más importantes del mundo.