Foto: vueltaburgos.com

La Vuelta a Burgos Femenina se celebrará este año del jueves 16 al domingo 19 de mayo, será su primera edición en el calendario UCI 2.1, de carácter internacional.

Esta carrera organizada por el IDJ de la Diputación de Burgos comenzó su andadura en el año 2015 en formato challenge, con la victoria de la ciclista gaditana Belén López, aquel año en el equipo Lointek; actualmente en el Massi- Tactic. “Ser la primera ganadora de esta gran Vuelta ya no me lo quita nadie, la categoría internacional de Vuelta a Burgos ha sido acorde a la gran apuesta que hemos vivido este año en el pelotón nacional femenino” – en 2019 se han creado 7 nuevos equipos en España-.

Etapas

La salida de las etapas será entorno a las 12:00 horas y llegadas a las 14:45 h.

  • 1ª etapa. Jueves 16. Villadiego-Villadiego. Geoparque de las Loras 109,5 km. / 467 m. de desnivel.
  • 2ª etapa. Viernes 17. Poza de la Sal-Poza de la Sal 88,2 km. / 805 m. de desnivel.
  • 3ª etapa. Sábado 18. Medina de Pomar-Alto de Rosales. 81,2 km. / 878 m. de desnivel.
  • 4ª etapa. Domingo 19. Pedrosa de Valdeporres-Villarcayo. 85,5 km. / 952 m. de desnivel

Recorrido

La primera etapa, inédita, será en el Geoparque de las Loras, con salida y meta desde Villadiego, es la más larga de toda la Vuelta con 109,5 kilómetros, tiene como punto caliente el Alto de Tobar (3ª) que se corona a 16 kilómetros de la llegada.

Este primer día tomará protagonismo el Camino de Santiago y localidades como Sasamón, Castrillo de Murcia, Castrojeríz o el Convento de San Antón, entre otros lugares de la provincia de Burgos.

Poza de la Sal, con salida y llegada en la Plaza Mayor, tendrán el protagonismo en la 2ª etapa, un recorrido de 88,2 kilómetros por la Bureba y el Valle de Caderechas, caracterizado como “rompepiernas” con una única ascensión a un puerto de 3ª (Alto de San Sebastián en el kilómetro 21 de carrera).

La 3ª etapa de 83 kilómetros, con salida desde el Alcázar de Medina de Pomar y con llegada por primera vez al Alto de Rosales (3ª), se convertirá en la etapa reina de esta Vuelta, 878 metros de desnivel y 3 puertos de tercera.

Al igual que en las tres primeras ediciones, la Vuelta finalizará en Villarcayo, pero en este año con una novedosa salida desde Pedrosa de Valdeporres. En esta etapa el pelotón ascenderá los puertos de Ojo Guareña, Bocos y Retuerta, todos de 3ª categoría.

En las dos últimas etapas el pelotón transcurrirá por la comarca de las Merindades. El Alcazar de los Condestables de Medina de Pomar tomará protagonismo en la tercera salida, además la carrera trascurrirá junto al Convento de Santa Clara y otros lugares turísticos del norte de Burgos como Ojo Guareña o Puentedey.

“Se trata de etapas más duras a las de ediciones anteriores, unido a los equipos internacionales que vendrán con la vista puesta en la Emakumeen Bira y la Durango-Durango va a hacer de esta Vuelta a Burgos una carrera muy exigente”, señala la ganadora en 2015, quien se prepara para viajar en los próximos días a China para competir en Tour of Chongming Island.

La ciclista andaluza conoce muy bien Burgos, ha participado en todas las ediciones celebradas excepto en 2016, reconoce que el recorrido “le gusta mucho con un final en un puerto de 3ª categoría el penúltimo día que será clave y mantendrá la emoción en la carrera hasta el final”