Una fase de grupos de Eurocup inmaculada no sólo es un título honorífico, tiene premio añadido. Por ese premio “extra” peleará,este miércoles, Perfumerías Avenida en Hungría ante UniGyör, en el último partido de la fase de grupos.

Objetivo, casi cumplido

Y es que el primer premio que está en juego, y que se afianzó en gran medida con el abultado resultado del jueves pasado ante Olivais, es evitar la primera ronda de playoff y acceder directamente a la R16, que ya se juega en enero. Descanso, preparación y, lo más importante, evitar una ronda a vida o muerte a sólo un paso (la evitan los ocho mejores equipos de entre los cuarenta de la fase de grupos). Pero, además, hay algo más por lo que pelear y que costará más que mantener esa plaza entre los ocho mejores (una debacle tendría que darse). Si Avenida vence en Györ cerrará la fase de grupos con 6-0 y en lo más alto de la clasificación europea, lo que garantiza ventaja de campo en cada eliminatoria que puedan disputar las charras. Tener el control de un playoff a ida y vuelta jugando el segundo en Würzburg es un privilegio, sin duda, por el que luchar este miércoles.

Rival más exigente

Ha cambiado, no en nombres pero sí en juego, el Uni Györ que visitó Salamanca y salió con un amplio resultado en contra, Avenida venció por un claro 83-43. Puede dar fe de ello un Gernika que hace una semana sudó para vencer aquí, en tierras húngaras a pesar de la baja de Sandra Ygueravide que, previsiblemente, sí estará mañana. La española junto con la eslovaca Hruscakova son las referentes del conjunto magiar que, además, se juega sus posibilidades de entrar como uno de los mejores terceros de la competición.

Miguel Ángel Ortega

“Acabar primeras de toda la ECW es un pequeño objetivo que nunca se ha hecho en España”

Aunque pueda parecer que todo está resuelto, no es así, “está en juego la primera posición y es muy importante acabar primeras de toda la competición en fase regular. Hasta ahora nadie lo ha hecho en España y para todos, sponsor y equipo es un pequeño objetivo”, explica Miguel Ángel Ortega. Y, además de ese pequeño objetivo, eludir una ronda supone más descanso y preparación, pero es cauto Ortega, “de todo eso hablaremos en caso de conseguir ese objetivo y ganar, pero está claro que al equipo las pequeñas satisfacciones le ayudan a crecer”. Para vencer a Györ, las cosas claras, “tenemos bastante claro lo que tenemos que hacer, tienen dos referentes muy claras que hay que condicionar y, después, imponer nuestro juego: correr, defender y crecer como equipo”, sentencia el técnico