Comenzó el encuentro flojo en defensa el conjunto de Arturo Álvarez y lo aprovechó el Tizona Burgos para colocarse por delante en el marcador durante varios minutos, hasta que una canasta de Borovnjak, con 6:30 aún por delante, devolvía las tablas al luminoso (16-16). Poco duró la alegría en el feudo morado, puesto que varias acciones acertadas del conjunto local llevaban a los burgaleses por delante en el marcador al segundo acto (26-22).

El técnico palentino había comentado en la previa la importancia de lograr dejar a su rival con un marcador bajo pero los locales habían logrado anotar 26 puntos en el primer acto. Supo ver el fallo el coach y reaccionó bien el Destino Palencia. En lo siguientes diez minutos se vio una gran mejoría del equipo en esta faceta, prueba de ello es que en los primeros 8 minutos tan sólo había anotado 5 puntos el TizonaLucho Massarelli, que aún no se había estrenado, logró seis puntos en pocos minutos y abrió una pequeña brecha en el marcador (33-39) cuando quedaba un minuto para llegar al descanso. Cuando parecía que el Destino Palencia iba a irse por delante en el marcador, dos malas decisiones ayudaron a que el conjunto local empatase el partido cuando la bocina marcaba el ecuador del encuentro (39-39)

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Tras la vuelta a la cancha les costó a ambos equipos volver a entrar en el ritmo de juego. En los tres primeros minutos apenas vimos 5 puntos (3-2). Pero el Destino Palencia comandado por el capitán, Dani Rodríguez, comenzó un parcial de 0-7 que hizo solicitar tiempo muerto al equipo local y que logró que el conjunto colegial pudiera mantenerse por delante hasta el final del acto (54-57).

El último acto fue un recital de triples, dos de Zubi, uno de Dani Rodríguez y otro de Nico Richotti en pocos minutos que eran contestados por el rival, que no quería vender barata la victoria. Los morados mantuvieron una ventaja mínima todo el acto, pero el partido se apretó en los últimos compases hasta que, una falta antideportiva sobre Dani Rodríguez con apenas 15 segundos por disputar, colocaba a los palentinos con 3 puntos de diferencia y sentenciaba un encuentro igualadísimo donde la victoria sabe prácticamente a fase de ascenso. Mientras los burgaleses se siguen complicando en la zona baja.