Foto: arandinacf.es

Según pasan los días y a punto de aprobarse el final de las competiciones en el «fútbol no profesional» el Grupo VIII de Tercera de la temporada 2020-21, comienza a tomar forma. La Federacion, ante el presumible retraso en el comienzo de las competiciones en la temporada 2020-21, ha sugerido la creación de subgrupos, tanto en Segunda B, como en Tercera, con una horizonte que garantizaría unas 30 jornadas de campeonato. Y con una fase final en la que se reagrupen de nuevo los equipos por posiciones.

El modelo de finalización de la competición propuesto hará que al menos un equipo del Grupo VIII ascienda a Segunda B, y decimos al menos, pues ascenderá un equipo por cada uno de los 18 grupos de Tercera, quedando dos plazas libres que serán ocupadas por dos clubes, primeros en su grupo que no hayan logrado el ascenso en las eliminatorias disputadas, y ahí el Zamora tendría muchas opciones de lograr el billete para 2ªB si no lo ha logrado antes. También, en caso de no poderse disputar finalmente la fase de ascenso, se prevé el ascenso del primer clasificado, en nuestro caso el Zamora CF; y dos de los mejores segundos de entre todos los grupos, entre los que se encuentra la Gimnástica Segoviana.

En la presente campaña disputaron la competición 21 conjuntos, con 42 jornadas, con un calendario muy sobrecargado, que no llegó a completarse, debido a la crisis sanitaria. Con el escenario propuesto, habrá, al menos, un ascenso a Segunda B desde el Grupo VIII, a lo que se deben sumar los tres ascensos de Regional, lo que dejaría la Tercera de Castilla y León en 23 equipos, por ello se cursará una invitación, en este caso, al Villa de Simancas para completar la competición, y que los rivales sean números pares. El Grupo VIII, quedaría dividido en dos subgrupos de 12 equipos cada uno, como ya anunció hace días castillayleonesdeporte.com.

Un Grupo VIII con dos subgrupos

En el subgrupo primero estarían los de las provincias de León (Astorga, Júpiter, Virgen del Camino, La Bañeza y Bembibre),  Salamanca (Salamanca B, Santa Marta y Peñaranda), Valladolid (Tordesillas y Simancas) y Palencia (Cristo Atlético y Becerril), como hemos expuesto anteriormente se da por descontado el ascenso del Zamora, que en caso de no lograr plaza en la categoría superior, frustraría las aspiraciones de ascenso del Villa de Simancas a Tercera.

Y el subgrupo segundo lo integrarían los representantes de Burgos (Mirandés B, Arandina, Burgos Promesas 2000, Real Burgos y Bupolsa), Soria (Numancia B, Almazán), Segovia (Segoviana y La Granja) y Ávila (Real Ávila, Diocesanos y Cebrereña).

En caso de ascender alguno de los otros equipos: Gimnástica, Arandina o Numancia B, la plaza podría ser ocupada por el Uxama, tercero en el Grupo A de Regional.

Inicio de la temporada

Todo parece indicar que la competición no se podrá iniciar con normalidad a finales de agosto, por ello se empieza a barajar una reducción en el calendario competitivo. De momento, se especula que en el Grupo VIII tras finalizar el enfrentamiento de cada uno de los subgrupos, a ida y vuelta; los cinco primeros de cada uno lucharán por el ascenso, y los siete restantes, de cada subgrupo, pelearán por evitar las seis plazas de descenso.