La Gimnástica Segoviana sigue sin ganar fuera de casa y, en esta oportunidad, vio como el trabajado punto se le iba en el minuto 93 (1-0). La Segoviana tuvo tramos de dominio del juego sin generar excesivo peligro mientras los dos equipos estaban en igualdad numérica, antes de la expulsión de Javi Marcos recién comenzado el envite. La verticalidad de Llorente generó problemas en la zaga local, pero tampoco exigieron los segovianos al guardameta gallego. En la segunda parte y pese a la inferioridad, la Segoviana tiró de experiencia y trabajo defensivo buscando un punto que no llegó. Como triste consuelo queda que el average queda en poder de la Segoviana gracias al triunfo (2-0) de la primera vuelta, aunque la renta de seis puntos desfavorables con los de Arosa sea a estas alturas el menor de los problemas de los gimnásticos.

Presentó Manu González un once con pocas novedades con respecto al encuentro anterior, pero respetando la zona de vanguardia con Conde, Llorente, Borrego y Nanclares como jugadores más adelantados. Entró Juan de la Mata en el once por Manu y Rui por Mansour, siendo el resto los mismos que sumaron un punto ante el Aviles: Carmona en portería, Adrián y Rubén en los laterales y Javi Marcos como segundo central.

El primer cuarto fue claro para la Gimnástica. Una gran maniobra de Llorente generó incertidumbre en la zaga local y un disparo alto de Nanclares fueron aproximaciones con peligro a la portería local, pero el dominio apenas se tradujo en más que control de balón alejando el partido de la portería de Carmona. Con el paso de los minutos el Arosa, que había contemporizado de inicio, empezó a encontrar a sus hombres de las bandas y empezó a llegar a línea de fondo colocando balones con cierto peligro. Así tuvo su ocasión más clara del primer parcial, pero Carmona se mostró muy seguro para desbaratar el peligro.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Con poco más de cinco minutos de juego efectivo en el segundo parcial llegó la expulsión de Javi Marcos por roja directa. Manu González reestructuró al equipo con la entrada de Nogueira y Mansour por Conde y Borrego. Pese a la inferioridad, la Segoviana demostró carácter para, incluso, llevar el ritmo de partido y defender con la pelota. El Arosa pareció pagar el esfuerzo del pasado miércoles cuando disputó un partido aplazado ante el Arenteiro. Aunque el Arosa empujó, Nogueira pudo adelantar a la Sego con un remate de cabeza de espaldas a la salida de un corner botado por Borao, que instantes antes y con Arribas sustituyeron a Nanclares y Llorente.

Los seis minutos de prolongación motivados por un contratiempo de Carmona, sirvieron para que Manu González viera amarilla por hacerle alguna indicación al colegiado y que el Arosa terminara acosando la portería de Carmona hasta alcanzar el premio del gol en el minuto 93, con un disparo inapelable desde más allá de la frontal ante el que nada pudo hacer el portero de la Gimnástica.

El penar de la Segoviana sigue fuera de La Albuera y el equipo segoviano se agarra a su fiabilidad en casa para seguir con todas las opciones a mantener la categoría. El encuentro del domingo ante el Langreo en La Albuera no tiene el tinte todavía de dramático, pero sí al menos de importante. Será un buen momento para empezar a mirar hacia arriba