Llegó la victoria fuera de casa cuando más falta hacía. La Gimnástica Segoviana logró un triunfo contundente (0-3) en El Soto de Móstoles después de una primera parte primorosa en la que los pupilos de Ramsés Gil maniataron al CD Móstoles y le castigaron con dos goles de Arribas – el segundo en soberbio golpe franco – y otro Borrego. La actitud, compromiso y efectividad de los gimnásticos fue mayúscula en todo el primer parcial y en la segunda mitad tuvo que aguantar las acometidas del equipo local y vio como Carmona se erigía en garante de la tranquilidad de los segovianos con intervenciones de mérito. Los tres puntos dan aire a la Sego que suma su segundo triunfo consecutivo y le mantiene en la pelea por la permanencia.

Carmona ocupó la portería Gimnástica;  Rui y Javi Marcos fueron los centrales, con Borao y Nogueira de laterales. En el centro del campo Nanclares y Manu más Conde, Llorente y Arribas con Borrego en punta.

Dijo Ramsés en la previa que estaba convencido de las posibilidades de su equipo y de inicio la Gimnástica quiso el balón, maniató la creación del conjunto madrileño y buscó la verticalidad de Llorente y Arribas por las alas. Cuando la dupla Nanclares y Conde carbura, el equipo crece. Sin que el Móstoles hubiera pisado todavía el campo gimnástico, Arribas encontró un balón a la espalda de su lateral y con un disparo seco hizo el primero para los locales sin que Tejero, cancerbero madrileño, pudiera hacer nada por evitarlo. Quiso reccionar el Móstoles al gol segoviano, pero solo la profundidad en banda de Carrasco parecía generar algo de inquietud a los celestes. Fue el propio Carrasco el que con un disparo lejano puso en guardia a la defensa gimnástica, antesala del vendaval que se le venía encima a los mostoleños en apenas cinco minutos. Primero Arribas con una falta ejecutada de manera excelsa a las mallas de Tejero, y luego Borrego culminando una acción individual ponían los tres goles de renta en El Soto, ante la perplejidad de los aficionados madrileños y el alborozo del más de un centenar de gimnásticos que llegaron al sur de Madrid en dos autobuses y en sus coches particulares y que no pararon de animar a sus jugadores durante todo el partido. El Móstoles, todavía perplejo ante las prestaciones de los Gimnásticos trató de apretar en la recta final de la primera parte sin demasiado éxito y lo fio todo a buscar la heroica en el segundo parcial.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Víctor González, preparador local, quiso darle otro aire a su equipo cambiando los laterales y su equipo empezó dominando el encuentro en su segundo parcial apelando a la heroica. La Segoviana se defendía con orden y cuando los jugadores de campo no llegaban, apareció Carmona que desbarató todas y cada una de las aproximaciones de los azulones. Y si la pelota lograba traspasar la línea de gol, el tanto quedaba anulado por fuera de juego. Borrego pudo aumentar la renta para los segovianos, que apenas inquietaron la portería de Tejero en todo el segundo periodo, y las entradas de Juan de la Mata, Cidoncha y Adeva otorgaron serenidad al equipo cuando más la necesitaba para cerrar los tres puntos y lograr el primer triunfo como visitantes del curso.

La victoria clarifica el panorama para la Gimnástica que sigue dependiendo de sí misma para lograr la permanencia. Además, está logrando salvar buena parte de los averages con los equipos que pueden estar implicados en la parte baja, todo un plus en el caso de empate a puntos.  El próximo domingo visita La Albuera el Leganés B, que tiene tan solo tres puntos más que los de Ramsés Gil. Será, seguro, otro partido vibrante y con la afición local acompañando en buen número a los gimnásticos.