La Consejería de Cultura Turismo y Deporte, mediante fondos desconcentrados en la Delegación Territorial, ha invertido 32.180 euros en la recuperación del tejado de una palloza de Villafranca del Bierzo, un tradicional ‘teitado de paja’ que el Ayuntamiento  ha puesto a disposición de la Junta para completar otras intervenciones de conservación realizadas por la entidad local.

Para esta construcción de estilo rústico, ubicada en la aldea de Campo del Agua, se están utilizando materiales como: barjos, una losa de piedra de forma rectangular, para separar el agua de lluvia del muro; cuelmos obtenidos de las cañas de centeno y que recubrirán la parte superior del tejado; y vincallos, cuerdas de caña que sirven para unir varios cuelmos hasta conseguir un espesor medio de 35 centímetros.

La palloza actualmente cuenta con el muro perimetral, ejecutado con mampostería de 70 centímetros de grueso y una altura máxima de dos metros, con dos partes ovales unidas entre sí por muros rectos no paralelos y la estructura de cubierta, realizada en madera de castaño bravo. También es un ejemplo de construcción inteligente frente a situaciones climáticas extremas: protección frente al viento con su planta redondeada, frente a la nieve con una acusada pendiente y frente al frío con una gran superficie de paja, con alto poder aislante. La delegada territorial, Ester Muñoz, junto con el alcalde de Villafranca del Bierzo, José Manuel Pereira, se ha desplazado hasta la aldea para comprobar in situ cómo avanzan las obras de restauración.

Estilo de vida trashumante

La aldea de Campo del Agua es conocida por sus pallozas. Abarca también los espacios de El Regueiral y Las Valiñas. Se trata de un conjunto de arquitectura popular de valor único, cuya construcción más llamativa es la palloza, que convive junto a otras construcciones tradicionales como pajares, cuadras y hórreos. Campo del Agua ha sido tradicionalmente un poblado de pallozas empleado por los pobladores de la zona como una de las bases de su sistema de vida trashumante. En otoño sus pobladores se desplazaban para pasar el invierno en la cercana población de Aira da Pedra y en primavera regresaban para que el ganado dispusiera de los mejores pastos y a la vez recuperar los cultivos agrícolas. En Las Valiñas y El Regueiral también predominan las construcciones de granito y paja, se localizan justo en el camino que asciende hacia Campo del Agua.

Por Decreto 69/1984, de 2 de agosto se ponen bajo la protección de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, los ‘hórreos’ y ‘pallozas’ existentes en su ámbito territorial, siendo Campo del Agua el núcleo con mayor concentración de dichas construcciones.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter