El Toralín se atascó de nuevo para un C.D.Mirandés que no se sintió nada cómodo durante los 90 minutos, arrastrado por el ritmo lento y entrecortado que imponían los locales, cayendo por la mínima y cortando así la buena racha de resultados con la que llegaba el conjunto rojillo a la cita.

 Un solitario gol de Óscar Sielva en la segunda mitad fue suficiente para decantar un encuentro en el que los de José Alberto López no encontraron la manera de imponer su fútbol y poder arrinconar a un disciplinado conjunto berciano.

La S.D.Ponferradina planteó un partido de mucho control y poco riesgo, de paciencia y equilibrio con un ritmo sensiblemente bajo, sabedores de las virtudes del equipo rojillo, siempre gozoso de mover con velocidad el balón.

Así el partido entró desde el comienzo en un laberinto de imprecisiones y posesiones muy cortas que en nada benefician a las aspiraciones y el estilo del C.D.Mirandés, que no era capaz de escabullir de la trampa.

Sin ocasiones en ninguna de las áreas, pero con la sensación de agobio e incomodidad el equipo fue adentrándose en un partido cada vez más pantanoso en el que sabe moverse muy bien el conjunto de Jon Pérez Bolo.

Un mal apoyo de Javi Jiménez alimentaría aún más esa inercia que parecía decantarse para los locales a la media hora de juego. Bojan Letic sería el sustituto del lateral andaluz para formar así una defensa inédita esta temporada, con la presencia de Genaro Rodríguez en el otro costado ante la ausencia de Víctor Gómez.

No se movió el marcador en esos primeros 45 minutos y todo quedaba para la segunda mitad. En la que los locales salieron con más decisión hasta encontrar ese gol, que llegaría a los 62 minutos de juego con un testarazo de Óscar Sielva que palmeaba Lizoain sin poder evitar que terminase en las redes.

El gol fue una losa para los de José Alberto López, a quienes el partido les estaba resultando ya de por si muy incómodo. Pero no por ello dejaron de intentarlo los rojillos, que con la entrada de Jackson, Cristo y Álex López trataban de cambiarle la cara al encuentro para buscar el empate.

En el minuto 72, con el principio de lo que podía ser la reacción rojilla llegaría un último e inesperado escollo con la expulsión de Iván Martín, que dejaría con 10 al C.D.Mirandés con más de 15 minutos de encuentro por delante.

Raúl Lizoain pasaría a ser el mayor protagonista en ese tramo final con intervenciones que evitarían el segundo gol berciano. No se movió sin embargo el marcador y el C.D.MIrandés frenó en El Toralín su racha de partidos invicto cayendo por la mínima ante la S.D.Ponferradina.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El entrenador de la SD Ponferradina, Jon Pérez Bolo, ha valorado muy positivamente la victoria lograda este viernes antes el Mirandés y considera que han logrado «tres puntos muy importantes».