La Universidad de Burgos (UBU) ha presentado para el año 2021 una propuesta de intervenciones, dentro del proyecto de excavación e investigación arqueo-paleontológica en la Sierra de Atapuerca, planificadas de acuerdo con la experiencia de las excavaciones llevadas a cabo en la campaña 2020 y en la que hubo un buen funcionamiento de todos los servicios y mecanismos de seguridad relativas a la pandemia COVID-19. Para la actual campaña se establece una planificación de máximos y mínimos que garantice la seguridad de los excavadores y trabajadores de los servicios y que se encuentra sujeto a posibles ajustes en función del desarrollo de la pandemia.

Las intervenciones propuestas se centrarán en la excavación de los 11 yacimientos del sistema cárstico, dependiendo su duración de la situación sanitaria. No obstante, se reducirá el número de excavadores por turno y yacimiento, con el fin de garantizar las condiciones de seguridad de todos los trabajadores. En relación con los trabajos de prospección geofísica en la campaña 2021 se va a centrar en el sector meridional en relación con el Abrigo del Mirador (Ibeas de Juarros) y Cueva Ciega. Asimismo, todas las excavaciones se realizan en los lugares más sobresalientes desde el punto de vista científico de la Sierra y pretenden abundar en el conocimiento que hasta el día de hoy se tiene de la prehistoria de Atapuerca.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter