La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, ha publicado a lo largo de este año varias ayudas en el ámbito de la vivienda y que aún son susceptibles de demandar por parte de los ciudadanos interesados.

Se trata de tres líneas de subvenciones: la primera de ellas es la referida a la mejora de la accesibilidad de las viviendas, la segunda a las ayudas en cuanto a rehabilitación residencial y mejora de la eficiencia energética, y por último, las subvenciones al alquiler.  

Subvenciones destinadas a la mejora de la accesibilidad de viviendas

Estas ayudas se enmarcan dentro del Plan Estatal de Vivienda 2022-2025 y fueron publicadas el pasado 19 de octubre. El objeto de estas subvenciones es el de mejorar la accesibilidad de viviendas, que tienen por finalidad la mejora de la accesibilidad tanto en el ámbito urbano como el rural de la Comunidad facilitando la financiación para la realización de actuaciones en viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila, edificios de viviendas de tipología residencial colectiva interviniendo en sus  elementos comunes y en viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial colectiva, interviniendo en el interior de sus viviendas. El plazo para presentar las solicitudes comienza el 1 de diciembre de 2022 y termina el 30 de diciembre de 2022, ambos incluidos.

Esta ayuda la pueden solicitar personas físicas propietarias o usufructuarias de una vivienda unifamiliar aislada o agrupada en fila, siempre y cuando los ingresos de su unidad de convivencia residente no excedan 5 veces el IPREM, comunidades de propietarios y agrupaciones de comunidades de propietarios constituidas conforme a lo dispuesto por el artículo 5 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal, y personas físicas que sean propietarias o usufructuarias de las viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial colectiva.

En cuanto a los requisitos que deben cumplir las viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila son: estar finalizadas antes de 2006 y constituir domicilio habitual y permanente de sus propietarios, usufructuarios o arrendatarios en el momento de las subvenciones.

En el caso de las viviendas de tipología residencial colectiva deberán estar finalizadas antes de 2006, que al menos el 50% de su superficie construida sobre rasante, excluida la planta baja o plantas inferiores si tiene, tenga uso residencial de vivienda, y que al menos el 50% de las viviendas constituyan el domicilio habitual de sus propietarios, usufructuarios o arrendatarios en el momento de solicitar las subvenciones.

Por último, en el caso de las viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial colectiva deberán estar finalizadas antes de 2006, que sea la residencia habitual y permanente de al menos una persona de la unidad de convivencia que tenga un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33% o sea mayor de 65 años, y constituir domicilio habitual y permanente de sus propietarios, usufructuarios o arrendatarios en el momento de solicitar acogerse a las subvenciones.

Las actuaciones que se consideran subvencionables van desde la instalación de ascensores, salvaescaleras, rampas, automatismos para la apertura de puertas, elementos de información de comunicación o de aviso como señales luminosas y visuales o sonoros o dispositivos de alarma en ascensores, hasta cualquier tipo de intervención que facilite la accesibilidad universal en los espacios del interior de las viviendas, entre otros.

La cuantía máxima de la subvención no puede superar por solicitud el 10% de la dotación presupuestaria de la convocatoria. Se determinará en función del coste de la actuación subvencionable correspondiente y del número de elementos computables. La cuantía máxima de la subvención a conceder será la cuantía menor que resulte de aplicar los siguientes límites: 6.000 euros por vivienda, cuando se solicite para actuaciones en viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila. 6.000 euros por vivienda y 60 euros por metro cuadrado de superficie construida de local comercial, cuando se solicite para actuaciones en edificios de tipología residencial colectiva. Para poder computar la cuantía establecida por cada metro cuadrado de superficie construida de uso comercial será necesario que los locales comerciales participen en los costes de ejecución de la actuación. 3.000 euros cuando se solicite para actuaciones en viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial colectiva. El 50% del coste total de la actuación subvencionable.

Ayudas a la rehabilitación residencial y mejora de la eficiencia energética

La Consejería de medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio también ha convocado dos líneas de subvenciones, en ejecución de las previsiones de dos programas del Real Decreto 853/2021, de 5 de octubre, por el que se regulan los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Se trata, en concreto, de los programas 3 y 4, que subvencionan actuaciones de rehabilitación a nivel de edificio y actuaciones de mejora de la eficiencia energética en viviendas, respectivamente.

Estas ayudas tienen dos objetivos: en primer lugar el de impulsar las actuaciones de rehabilitación y mejora del parque edificatorio, y en segundo lugar, fomentar la construcción de vivienda en alquiler social.

Ambas convocatorias tienen por objeto financiar obras o actuaciones con las que se obtenga una mejora acreditada de la eficiencia energética, en el primer caso de edificios (tanto residenciales colectivos como unifamiliares) y en el segundo de viviendas (unifamiliares o pertenecientes a edificios plurifamiliares).

Resultarán subvencionables, en el caso de los edificios, las actuaciones que reduzcan el consumo de energía primaria no renovable en, al menos, un 30% y la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración en, al menos, un 35%. Estos porcentajes, en la línea de ayuda a viviendas, son también de un 30% de reducción del consumo y/o de un 7% en el de la demanda.

No resultarán en ningún caso subvencionables actuaciones de inversión en generadores térmicos que utilicen combustible de origen fósil.

Cada una de las convocatorias cuenta con un presupuesto de 18.787.773 euros, lo que arroja un total de 37.575.546 euros. Estas cuantías podrán ser objeto de ampliación en función de la demanda y hasta agotar el crédito presupuestario procedente de los fondos europeos.

El plazo para la presentación de solicitudes en ambas convocatorias finalizará el 30 de junio de 2023, y se podrán subvencionar actuaciones iniciadas en fecha posterior al 1 de febrero de 2020.

Las cuantías de las ayudas oscilarán, en función del ahorro energético conseguido, entre los 6.300 y los 18.800 euros por vivienda en la convocatoria de edificios, previéndose su posible ampliación hasta un máximo de 26.750 euros por vivienda en los supuestos de vulnerabilidad económica del beneficiario (unidades de convivencia sin menores con ingresos inferiores a 1,5 IPREM o de 2,5 o 3 IPREM con dos o más de dos menores o personas con discapacidad).

En la convocatoria de viviendas el importe máximo de la subvención será del 40% del coste de la actuación, con un límite de 3.000 euros por vivienda.

Las dos convocatorias se regirán por concurrencia no competitiva, resolviéndose por orden de entrada una vez esté completa toda la documentación necesaria, hasta el agotamiento del crédito disponible y sus eventuales aplicaciones.

La puesta en marcha de estos programas permite la consecución de varios objetivos de interés general, como son: contribuir a la lucha contra el cambio climático a través de la descarbonización del parque edificado; ayudar a la familias a reducir el gasto en energía mediante el ahorro del consumo; mejorar la calidad de vida de los ciudadanos gracias a la financiación de actuaciones en accesibilidad, conservación, seguridad de utilización y la digitalización de los edificios; reactivar el sector de la construcción a través de la rehabilitación, así como generar empleo y actividad en el corto plazo y garantizar un ritmo de renovación sostenible del parque edificado en el medio y largo plazo.

Por otra parte, la Consejería invierte estos fondos europeos en otras ayudas como en el “Programa de ayudas a la rehabilitación a nivel de barrio” que permite la financiación de obras de rehabilitación en edificios residenciales y de urbanización o reurbanización de espacios públicos dentro de ámbitos de actuación denominados Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP) previamente delimitados en municipios de cualquier tamaño de población. Este programa, que no requiere la elaboración de una previa convocatoria pública, será objeto de próximos acuerdos con el Ministerio y con aquellos municipios que presenten la documentación adaptada a la nueva normativa de los fondos europeos y hasta la finalización del crédito presupuestario asignado, inicialmente 18.787.773 euros, pero ampliable hasta 48,4 millones de euros.

Estos fondos también están destinados para el programa de construcción de viviendas eficientes para alquiler social, ya que se tiene prevista la construcción de 1.225 viviendas en el periodo 2022-2026 en aproximadamente 12 promociones, con una inversión prevista de 115 millones de euros que contará con una financiación de fondos MRR (54,4 millones de euros) y fondos propios. Este modelo de vivienda está destinado a los jóvenes de hasta 35 años y será un tipo de vivienda colaborativa (cohousing) de 65 metros cuadrados útiles, con zonas compartidas.

Hasta la fecha Castilla y León ha recibido un total de 89,8 millones de euros procedentes de fondos europeos Next Generation para la financiación de los programas previstos en el Real Decreto 853/2021. En próximas anualidades se prevé una transferencia de más fondos europeos hasta alcanzar los 251,8 millones de euros.

Subvenciones al alquiler

El objeto de estas ayudas es el de facilitar el disfrute de una vivienda o habitación en régimen de alquiler o de cesión de uso a los sectores de población con escasos medios económicos. El presupuesto total con el que se cuenta es de 16,8 millones de euros y quien puede beneficiarse de esta subvención son todas las personas físicas mayores de edad con un contrato de alquiler o cesión de uso de vivienda o habitación que constituya su residencia habitual y permanente, con ingresos entre 0,5 y 3 veces IPREM (3.954,30 euros – 23.725,40 euros). Si se trata de familias numerosas de categoría general o víctimas de terrorismo hasta 4 veces IPREM (31.634,40 euros), mientras que si se trata de familias numerosas de categoría especial o personas con discapacidad a partir del 33% hasta 5 veces IPREM (39.543 euros).

En la ciudad de Salamanca, al ser de primer ámbito municipal, la renta máxima que puede ganarse por esta ayuda en el caso de alquiler de vivienda es de 550 euros, mientras que en el alquiler de habitación es de 200 euros. Las familias numerosas de categoría general que vivan en esta ciudad podrán obtener una renta máxima de 700 euros, mientras que las familias numerosas de categoría especial, personas con discapacidad con un grado reconocido igual o superior al 33% y las personas en situación de vulnerabilidad sobrevenida, podrán obtener una renta máxima de 800 euros.

En cuanto a las cuantías que se pueden recibir por esta ayuda varían. Se recibirá un 50% de la renta o precio mensual de la vivienda o habitación, el 60% si se trata de personas jóvenes de hasta 35 años incluidos, el 40% de la diferencia entre el precio del arrendamiento y 250 euros del bono de alquiler joven, el 75% de la renta o precio mensual si se trata de jóvenes que alquilan en los municipios de ámbito 3º de Castilla y León o si se trata de personas en situación de vulnerabilidad sobrevenida.

El plazo de esta convocatoria comienza el 1 de diciembre y termina el día 31 del mismo mes, ambos días incluidos. Los requerimientos se harán mediante publicación en BOCYL.

Los criterios de valoración se dividen en cuatro criterios puntuables: el nivel de ingresos de la unidad de convivencia, el número de miembros de la unidad de convivencia, las circunstancias personales de la persona solicitante y la ubicación de la vivienda o habitación en municipios de ámbitos 2 y 3.

Esta convocatoria cuenta con mejoras respecto a convocatorias anteriores, como que por primera vez se subvenciona el alquiler de habitaciones, se incrementan unos ingresos mínimos anuales de hasta 0,5 veces IPREM = 3.954,30 euros, se incrementan los ingresos máximos anuales hasta 5 veces IPREM para familias numerosas, víctimas de terrorismo y personas con discapacidad igual o superior al 33% o el incremento de las cuantías de las rentas o precios máximos a abonar por los solicitantes, pasando de 375 euros en ámbito rural a 450 euros, y de 500 euros a 550. En el caso de familias numerosas de categoría general se establecen unos intervalos entre 550 y 700 euros, y en el caso de familias numerosas de categoría especial, personas con discapacidad y personas en situación de vulnerabilidad sobrevenida el intervalo se establece entre 650 y 800 euros.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter