La delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, y el vicepresidente segundo y diputado delegado del área de Educación, Cultura, Deportes, Turismo y Promoción del Territorio, Jesús María Prada, se reunieron este miércoles con el delegado episcopal de Patrimonio del Obispado de Zamora, Miguel Ángel Hernández Fuentes, para abordar las intervenciones en la iglesia de San Martín de Tours en Molacillos, ya que dicho templo permanece cerrado al culto debido a los desprendimientos de una cornisa decorativa por las humedades que afectan a una zona de la cubierta. Ha estado presente en la reunión la jefa de servicio territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Pilar Alonso.

San Damián ha recordado que “la Junta de Castilla y León mantiene su compromiso con la Diócesis de Zamora para ejecutar las obras necesarias para paliar su deterioro, del mismo modo, que la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte realizó sendas intervenciones en los años 2003 y 2005 en el citado tempo con una inversión de casi 300.000 euros”. Asimismo, ha destacado que “en estos momentos se está llevando a cabo el estudio geotécnico de la Iglesia por técnicos de Tecnología y control de Calidad del servicio territorial de Fomento”.

El Obispado de Zamora está ya trabajando en una memoria valorada que presentará a la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes para estudiar el acuerdo de colaboración a tres bandas entre la Junta de Castilla y León, Diputación Provincial y Obispado de Zamora.

Recientemente, la delegada territorial acompañada por la responsable de Cultura, Turismo y Deporte de Zamora mantuvo una reunión con el director general de Patrimonio Cultural, Juan Carlos Prieto, para analizar la situación de este templo zamorano y se adquirió el compromiso de ayuda por parte de la Junta de Castilla y León una vez que se conozca el plan de intervención, que presentará el Obispado, propietario del inmueble.

La Iglesia de San Martín de Tours ubicada en la localidad zamorana de Molacillos, cuya titularidad pertenece al Obispado de Zamora, está declarada como Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional desde 1983, formando parte así del conjunto de Bienes de Interés Cultural (BIC) de Castilla y León. Desde entonces, la Junta de Castilla y León ha realizado dos obras de actuación para su adecuación, entre las que destaca la realizada entre los años 2002 y 2003 para la reparación y sustitución del entramado de madera de la cubierta por valor de 249.084 euros. Mientras que, la segunda rehabilitación, fue ejecutada en el año 2005 con un presupuesto de 30.000 euros dirigidos a arreglar los zócalos.

El templo eclesiástico zamorano data del siglo XVIII (1748) y fue mandado construir por D. Andrés Mayoral, arzobispo de Valencia, y natural de Molacillos. Es de estilo arquitectónico barroco formado por una cruz latina, que presenta una elegante armonía entre sus cuatro cúpulas volteadas y una torre.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter