La Junta ha concedido los premios autonómicos ‘Fuentes Claras’ para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León, correspondientes al año 2022. En esta ocasión son seis las entidades premiadas: Ayuntamiento de Monleras (Salamanca), Ayuntamiento de El Oso (Ávila), Ayuntamiento de Igüeña (León), Fundación San Isidro Micas- Amayuelas de Abajo (Palencia), Asociación de Vecinos de Bañuelos de Rudrón (Burgos) y la Asociación Cultural Villabermudo de Ojeda (Palencia).

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones Fernández -acompañado por el director general de Infraestructuras y Sostenibilidad Ambiental, José Manuel Jiménez, y por el alcalde de San Miguel del Arroyo, José Arenal-, ha reiterado en el acto de entrega de los premios el apoyo de la Junta de Castilla y León a la continuidad de estos galardones autonómicos ‘Fuentes Claras’ para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León por su impagable labor de concienciación, sensibilización y divulgación de la sostenibilidad en el medio rural y por su contribución también a la lucha contra la despoblación, uno de los retos más importantes que afronta esta Comunidad: “Es digno de alabanza la entrega y el compromiso de todos vosotros y no puedo por menos de animaros a continuar con esta labor que venís realizando año tras año”. 

Los ‘Premios Autonómicos Fuentes Claras para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León’ se han consolidado en la Comunidad como un referente que reconoce el esfuerzo de los pequeños municipios, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro, que trabajan en el diseño y aplicación de modelos que promueven el desarrollo sostenible de los municipios en los que se desarrollan, contribuyendo a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los ciudadanos en el medio rural.

La convocatoria del año 2022 establecía tres modalidades: entidades locales de menos de 1.000 habitantes, entidades locales de 1.000 a menos de 5.000 habitantes, y asociaciones y entidades sin ánimo de lucro. Cada modalidad incluye dos premios: el primero, de 6.000 euros, y el segundo, de 3.000 euros.

El jurado ha valorado la contribución a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los ciudadanos en el medio rural al promover el desarrollo sostenible del municipio en el que se llevan a cabo. Los criterios para distinguir los proyectos están basados en su singularidad, transferibilidad -puedan aplicarse a otros municipios-, su repercusión, las alianzas con otras entidades y su perdurabilidad, es decir, que puedan persistir en el tiempo de manera autónoma.

Premios a Entidades locales de menos de 1.000 habitantes

1er Premio: Ayuntamiento de Monleras (Salamanca): “Gestión integral y puesta en valor de los residuos orgánicos en el municipio de Monleras”

El proyecto tiene como objetivo fundamental la búsqueda de alternativas al desperdicio de la materia orgánica aprovechándola como un recurso útil y minimizando al máximo su destino final en un vertedero. Atiende a los principios de una economía circular y aprovecha esta experiencia para crear oportunidades laborales que fijen población en el entorno.

Se han realizado campañas de sensibilización para concienciar a todos los vecinos. Desde el colegio se ha puesto en marcha una experiencia piloto de separación de residuos orgánicos. Para el resto de la población, se han instalado cuatro composteras. Son los propios vecinos, mediante la participación dinámica, los que las gestionan. El Ayuntamiento ofrece un servicio de recogida de restos vegetales para mejorar las características del compost producido y eliminar olores.

Considerando la gran cantidad de residuo recuperado y con el objetivo de convertir el compost en un producto de una mayor calidad, se ha dado un paso más en el reciclaje introduciendo el vermicompostaje en la cadena de generación de compost, a través de la incorporación de lombrices rojas en el proceso. Se han adquirido tres pilas de hormigón: una pila dedicada al compost inmaduro, otra para el sustrato maduro y la tercera para criadero de lombrices con aporte de compost de la 2ª pila.

2º Premio: Ayuntamiento de El Oso (Ávila): “Humedales de El Oso”.  

El municipio de El Oso se sitúa en la provincia de Ávila, en la comarca de La Moraña, en un entorno estepario, salpicada de numerosos lavajos y pequeñas lagunas, entre las que se encuentra la Reserva de la Laguna de El Oso, que está incluida en el Catálogo Regional de Zonas Húmedas de Interés Especial de Castilla y León.

El municipio de El Oso desarrolla el programa Life-IP Duero, financiado por la Unión Europea, lo cual ha permitido realizar varias acciones, entre ellas: ampliar en 20 hectáreas el humedal, mejorar los observatorios (uno de ellos adaptado a personas con discapacidad), regular el aporte de agua, mejorar los caminos de acceso, el área de descanso y los aparcamientos, e incorporar 3 cámaras nuevas de alta resolución.

Estas lagunas son un referente de turismo ornitológico a nivel autonómico, nacional e internacional, gracias a la elaboración de un amplio reservorio de vídeos y a la creación de canales de promoción y difusión online.  Desde las 5 cámaras gestionadas por un equipo de voluntarios internacionales, a través del Proyecto Directo Natura, se realizan transmisiones en directo desde el canal de YouTube.com/@DirectoNatura

Con estas actuaciones se dota de contenido el Centro de Interpretación “Lagunas de La Moraña”. Se imparten charlas participativas sobre el plan de gestión de las lagunas, se generan las bases de datos de los videos atendiendo a etología y descripción de las especies acuáticas, se imparten clases a profesores a través de los Centros de formación del profesorado, jornadas ornitológicas, teatros de concienciación ambiental y visitas guiadas al Centro de Interpretación y a las Lagunas.

Premios a entidades locales de 1.000 a menos de 5.000 habitantes

1er Premio: Ayuntamiento de Igüeña (León): “Puesta en valor del patrimonio minero de Igüeña”.

Igüeña es un municipio de Alta Montaña, enclavado en la comarca del Bierzo, al Noroeste de la Provincia de León. Este municipio llegó a contar con una población de 3.868 habitantes en los años 60, debido a la industria de la minería. En la actualidad cuenta con 1.143 habitantes, entre otros factores por el declive de la minería.

Este proyecto surge del programa RALBAR organizado por la Universidad de León, en colaboración con la Fundación Banco Sabadell, en el que se otorgan becas de investigación a estudiantes de últimos cursos de grado. De esta manera se han realizado numerosas acciones como la catalogación del patrimonio minero, estudio e ilustración de la historia y cultura ligada a este patrimonio, creación de trípticos ilustrativos de las principales rutas mineras, señalización de cuatro rutas, murales ilustrativos de la realidad minera de la época y, finalmente, una exposición de todos los recursos mineros de la zona.

PREMIOS A Asociaciones y entidades sin ánimo de lucro

1er Premio: Fundación San Isidro Micas. Calzada de los Molinos (Palencia)

La Fundación San Isidro Micas, con sede en Calzada de los Molinos, sintió la necesidad de hacer frente a los problemas derivados del éxodo rural y la despoblación a través de nuevos modelos productivos, más sostenibles y acordes con la Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). El lugar elegido fue Tierra de Campos, concretamente en Amayuelas de Abajo, que tradicionalmente ha apostado por un estilo de vida ecológico, el cultivo local, la bioconstrucción, así como los oficios y saberes tradicionales. Su labor se orienta en tres pilares:

  • Labor educativa. El programa acredita a los alumnos con el nivel 2 de cualificación profesional, para facilitar su inserción en el ámbito laboral relacionado con la horticultura ecológica.
  • Labor integradora. Sus acciones están dirigidas a jóvenes desempleados menores de 35 años, a parados de larga duración, a mayores de 45 años con cargas familiares y a personas con riesgo de exclusión social.
  • Labor ecosolidaria. Crea alianzas con diferentes entidades como el Centro de Desarrollo Rural Carrión y Ucieza, el Ítaca y el Banco de Alimentos de Palencia, a las que dona los productos ecológicos.

Un proceso que alterna el aprendizaje con un trabajo productivo, la concienciación medioambiental con la producción en ecológico y la solidaridad, destinando los productos a las familias más vulnerables.

Este proyecto abre nuevas perspectivas de futuro a personas con riesgos de exclusión social, dotándoles de conocimientos para afrontar el mundo laboral en entornos rurales.

2º Premio: Asociación de Vecinos de Bañuelos de Rudrón. Tubilla del Agua (Burgos)

Bañuelos de Rudrón cuenta con 11 vecinos empadronados. No es una pedanía administrativa, siendo sus recursos financieros escasos. La Asociación de vecinos actúa de interlocutora con las administraciones, entre ellas con el Ayuntamiento de Tubilla del Agua, al que pertenecen, para dar a conocer las necesidades del pueblo más inmediatas. Son las administraciones las que ejecutan y financian los proyectos en colaboración con la Asociación.

Desde 2011 la Asociación de Vecinos de Bañuelos del Rudrón vela por el pueblo y el bienestar de sus gentes. En sus 12 años de historia ha conseguido urbanizar todas las calles, embellecer el pueblo, dotarlo de servicios básicos (telecomunicaciones, abastecimiento de agua o arreglos de caminos), fomentar todo tipo de actuaciones en materia de protección y conservación de arquitectura popular y patrimonio histórico.

La Asociación, mediante la participación ciudadana, colabora en los trabajos de muchos de los proyectos. Esto ha permitido mejorar espacios públicos (mobiliario urbano, limpiezas y desbroces, creación de espacios verdes, recogida de basuras, recuperación de fuentes y pilones, reparación de calles y caminos…), recuperación de bienes culturales históricos (Iglesia de San Esteban Protomártir y el molino harinero “Tuda”), la habilitación del consultorio médico e impulsar las redes sociales, entre otros trabajos.

Accésit o Mención Especial: Asociación Centro Cultural de Villabermudo de Ojeda. Herrera de Pisuerga (Palencia)

Villabermudo de Ojeda es una localidad palentina de 42 vecinos que se encuentra situada en la Comarca de la Ojeda. Es una población sin pedanía administrativa, que pertenece al Ayuntamiento de Herrera de Pisuerga (Palencia). En el año 2018 se crea la asociación “Centro Cultural Villabermudo de Ojeda” que ha logrado reunir a 254 socios e implicar a muchos voluntarios. Cada actividad programada se convierte en un punto de unión donde cada uno aporta su granito de arena.

El proyecto “Caminando” es un proyecto integral dedicado al manejo de residuos, la concienciación medioambiental y el remodelado de los rincones del pueblo. Las actuaciones que han realizado han sido trasformar una escombrera en una zona de esparcimiento (campo de fútbol, zona de juegos, colocación de luminaria…) con ayuda de la Diputación de Palencia. Se ha mejorado el patio del antiguo colegio (limpieza, siembra, hoteles de insectos…) con ayuda del Ayuntamiento de Herrera de Pisuerga. Se han recuperado fuentes, zonas verdes y jardines con la ayuda de Caja Burgos-La Caixa y se mejora el reciclado de residuos por la propia Asociación.

El proyecto “Caminando” es un esfuerzo integral de socios y voluntarios que ha creado alianzas personales e institucionales, ilusión a la población, seña de identidad y permanencia en el medio rural.

Balance histórico de los premios y Escuela de Alcaldes

A lo largo de las 22 ediciones con que cuentan los Premios Autonómicos Fuentes Claras para la Sostenibilidad en Municipios Pequeños, se han presentado 365 proyectos, de los que 91 han sido reconocidos con alguno de los galardones que se otorgan. En esta última convocatoria se presentaron 15 proyectos repartidos en las tres modalidades de los premios.

Burgos es la provincia que cuenta con mayor número de premiados (20), le sigue Palencia (15) y Salamanca (13), que a su vez es la provincia con más proyectos presentados a estos Premios (66).

Los proyectos premiados servirán como modelo y ejemplo para avanzar en el desarrollo sostenible a través de la Escuela de Alcaldes que continúa organizando la Junta de Castilla y León en esos municipios, como marco para presentar y explicar su contenido a responsables y técnicos de municipios pequeños y de las asociaciones y empresas que desarrollan su actividad en las localidades de menos de 5.000 habitantes.

La Escuela de Alcaldes se inscribe en el marco de las actividades de educación ambiental que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio para formar y estimular nuevas actitudes ambientalmente sostenibles, especialmente en el mundo rural y sobre todo en pequeños municipios, tratando de involucrar tanto a los responsables municipales como a las asociaciones y empresas que trabajan en este entorno.

Este programa de la Escuela de Alcaldes se ha consolidado, al igual que los premios Fuentes Claras, como un punto de encuentro idóneo donde conocer e intercambiar nuevas experiencias y poner en valor los recursos naturales.

Está destinado a responsables técnicos, sociales y políticos de municipios pequeños: alcaldes y concejales, agentes de desarrollo, técnicos de medio ambiente y empleo, dinamizadores rurales, asociaciones, empresas, mancomunidades, grupos de acción local, diputaciones provinciales, administración regional y ,este año la convocatoria se amplía, a particulares interesados en el desarrollo sostenible del medio rural, según la Evaluación de la II Estrategia de Educación Ambiental donde se recomienda: “Ampliar la educación ambiental a todo tipo de destinatarios que podrían ser receptores, conforme a su interés y a la oferta regional. El objetivo es ganar más presencia social, seguir avanzando en diversidad y pluralidad y dotarse definitivamente de una perspectiva más integral”.

La importancia territorial y demográfica de los municipios pequeños constituye una característica singular de nuestra Comunidad, pues más del 97 % de los municipios de Castilla y León tiene una población inferior a 5.000 habitantes y la cuarta parte de ellos tiene menos de 100 habitantes. Por ello, avanzar en la sostenibilidad de estos municipios nos sitúa más cerca de la sostenibilidad a nivel regional.

En 2020 estas Jornadas se adaptaron a las condiciones provocadas por el COVID 19, pasando de la realización de las Jornadas de manera presencial, al desarrollo on-line, obteniendo unos resultados satisfactorios. La situación actual permitió en 2022 retomar el formato presencial, pero la Evaluación de la II Estrategia de Educación Ambiental aconseja “Poner en valor y dar continuidad a las experiencias positivas que han tenido ya lugar en formatos online, durante los meses de la pandemia del COVID – 19. Esto puede significar apoyar actuaciones de e-learning o mixtas (blended learning)”, es por este motivo que en esta ocasión se plantean las Jornadas con un formato mixto (presencial y online).

Los proyectos premiados serán los escenarios elegidos para organizar las Jornadas de “Escuela de Alcaldes” de la edición 2023. Estas se caracterizan por tener un contenido teórico-práctico y el conocimiento del proyecto galardonado, incluyendo la visita de éste “in situ”, por lo cual la ubicación de las jornadas se llevarán a cabo en los seis municipios premiados en la edición 2022 señalada en esta información.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter