El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha presentado este lunes, junto con el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, y el doctor Barbacid el proyecto de investigación para el tratamiento del cáncer que la empresa Krasko Research proyecta en Salamanca.

Según ha destacado el presidente, el importante apoyo de la Junta que recibirá este proyecto de investigación para el tratamiento del cáncer se enmarca dentro de la apuesta por la investigación que constituye uno de los ejes prioritarios del programa del gobierno del Ejecutivo autonómico. “Modernizar Castilla y León exige estar en los puestos de cabeza hacia la nueva sociedad del conocimiento”, ha afirmado el presidente, para lo que es necesario más inversión y decisión política con el objetivo de retener y atraer el talento, como motor de futuro.

El proyecto de investigación de la empresa Krasko Research, que cuenta con el aval de un investigador de gran prestigio como es Mariano Barbacid, constituye un ejemplo de ello. Su objetivo final, según se ha explicado el presidente durante la presentación del proyecto no es otro que proteger a las personas, buscando nuevas formas de abordar el tratamiento de cánceres que en la actualidad siguen causando muchas muertes en España y Europa.

En concreto, el proyecto plantea una inversión de casi 3 millones de euros para los próximos tres años, que la Junta de Castilla y León va a poyar con 1,9 millones, el 65% del total.
Además de suponer la instalación de una nueva empresa en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca, lo que pone de manifiesto la apuesta por la colaboración con la Universidad y la transferencia de conocimiento, este proyecto tiene evidentes sinergias con el Centro de Investigación del Cáncer, con el Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer y el Hospital Clínico, lo que viene a reforzar el polo de investigación oncológica de Salamanca, según ha destacado el presidente.

Lucha contra el cáncer

Esta apuesta de la Junta encaja dentro de las distintas iniciativas que Castilla y León viene desplegando en la lucha contra el cáncer: con programas de prevención y detección precoz de cáncer de cuello de útero, cáncer colorrectal y cáncer de mama; programas de consejo genético; con la implantación de tecnología diagnóstica de última generación y la incorporación de terapias avanzadas; logrando una incidencia (ajustada por edad) más baja que la media nacional. Y con una Red de Investigación Clínica Oncológica dotada de centros de reconocido prestigio, como los ubicados en Salamanca.

Según ha destacado el presidente, la voluntad de la Junta es incorporar al Sistema de Salud de Castilla y León todos los nuevos avances que vayan produciéndose, en un proceso de innovación y mejora continua.

Salamanca y Castilla y León, en el epicentro de la oncología mundial

El doctor Mariano Barbacid ha reconocido que lleva más de 30 años esperando este momento, esperando poder “hincar el diente” a estos tumores inducidos por el oncogén KRAS mediante una estrategia racional basada en una evidencia científica robusta que ha emergido tan solo en los últimos años.

Por lo tanto, según ha añadido, le ha hecho especial ilusión la arriesgada apuesta de KRASKO al invertir en una pequeña biotech que, a pesar de su reciente creación y sus todavía limitados recursos, está en condición de poder competir con la big pharma.

Finalmente, ha subrayado que, si todo va bien, en unos años podrán tanto a Salamanca como a Castilla y León en el epicentro de la oncología mundial. 

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero ha recalcado que «la Universidad de Salamanca potenciará ahora y en el futuro la investigación biosanitaria, reconociendo aún más las capacidades de los grupos de investigación en las facultades y departamentos del área, con recursos y dotación de plazas. La pandemia nos ha demostrado que es lo más importante».

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter