El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero, ha apoyó a la ciudad de Burgos en su acto de lanzamiento como candidata a Capital Europea de la Cultura 2031.

En su intervención ha destacado la relevancia de Burgos a nivel histórico, patrimonial, artístico y cultural, factores todos ellos que ayudan a impulsar el dinamismo y el desarrollo económico de la provincia y de la Comunidad.

Y a ese respecto ha recordado que “pocos lugares pueden ofrecer tres Patrimonios de la Humanidad por la Unesco en pocos kilómetros: en primer lugar, su Catedral, uno de los edificios góticos más bonitos del mundo; en segundo lugar, los yacimientos de Atapuerca, que continúan sacando a la luz hallazgos increíbles que completan nuestros conocimientos sobre la evolución humana desde que algunos de sus primeros habitantes, como Miguelón, antecesor del Homo Sapiens, hace más de 400.000 años caminaran por ese territorio; y en tercer lugar, por la importancia cultural que imprime el Camino de Santiago Francés, un reconocimiento que tuvo lugar en el año 1993, cuando la Unesco se saltaba sus propias normas por primera vez, puesto que solo pasaban el filtro candidaturas de monumentos de manera individual, conjuntos históricos y ciudades del mundo”.

Burgos, ciudad de méritos incuestionables

Las ideas y aportaciones que circularon por Burgos durante siglos se plasmaron en ese crisol artístico que es su Catedral. 600 años antes de la globalización actual, Burgos ya contaba con una importante y respetada presencia en muchos lugares del continente, ordenada e impulsada a través de su Consulado, cuyas Ordenanzas fueron uno de los fundamentos de la legislación mercantil española y un claro referente europeo.

Por ello, ha añadido el consejero, “administraciones, instituciones, agentes económicos y sociales, y el conjunto de la sociedad burgalesa y de Castilla y León debemos ir de la mano, uniendo esfuerzos para conseguir un éxito que será el de todos”.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter