La Federación Española de Fútbol ha presentado el nuevo modelo competitivo para el fútbol femenino español. El ente federativo busca crear una Liga Femenina alternativa a la actual Liga Iberdrola. En un primer momento, sólo parecen estar a favor de este nuevo modelo, el Barça y el Athletic de Bilbao.

Derechos

La polémica tiene su origen en los derechos de televisión de la competición femenina. La RFEF  reclama que la competición y esos derechos le pertenecen a ella y no a LaLiga, que habría aprobado unas bases de comercialización de los mismos a través de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino.

Amenazas

Según publica, IUSPORT, la RFEF ha remitido una comunicación a los clubes de la Liga Iberdrola, en la que les advierte de las consecuencias de no inscribirse en la nueva liga femenina de la Federación. En concreto, les advierte de que si en dos semanas no actúan conforme a las normas de la RFEF, UEFA y FIFA, serán denunciados ante los órganos disciplinarios de la Federación Española de Fútbol y de la UEFA.

Una nueva polémica en el mundo del fútbol está servida, y es que el fútbol femenino se parece cada vez más al masculino, en todo, también en las luchas de poder entre estamentos.

Consecuencias

Las consecuencias para los clubes de Segunda División femenina de Castilla y León en este momento son una incógnita.

Convenio Colectivo

Por otro lado las futbolistas españolas están trabajando en la redacción de un Convenio Colectivo que rija su relación laboral con los diferentes clubes. Las representantes de las futbolistas españolas consideran que Luis Rubiales, Presidente de la Federación, ataca sus intereses con la propuesta de un nuevo tipo de competición, en unos días claves para llegar al acuerdo salarial. «La RFEF dinamita el fútbol femenino español de la mano de AFE. Después de cinco meses negociando el I Convenio Colectivo con la AsociacionCFF crear una competición paralela a la LigaIberdrola es una falta de respeto a los clubes y una traición a las futbolistas».