La Segoviana no gana fuera de casa. Ni en las peores circunstancias ni en las mejores. Ni ante el líder ni ante el colista. Este pasado sábado el equipo de Manu González fue mejor que el Ceares durante la gran parte del choque, tuvo más ocasiones que el rival, reclamó un penalti que un hipotético VAR de Segunda RFEF seguro hubiera validado y acabó el partido buscando la victoria mientras los locales mostraban un sorprendente conformismo. Pero no ganó. El punto fuera de La Albuera es el primero en mucho tiempo, cierto, pero dota de nuevo de una trascendencia vital el compromiso ante el Salamanca UDS de este domingo en La Albuera. Enésima final en el fortín gimnástico, donde el equipo segoviano no pierde desde hace meses. 

Planteó Manu González un once de inicio en Ceares idéntico al del partido ante el Langreo. No es una práctica habitual la del preparador madrileño, pero quiso González dar continuidad a las buenas prestaciones de sus pupilos en el último envite. No tardaron en quitarle la razón sus jugadores y al minuto de juego ya ganaba el Ceares al aprovechar Juan Carlos las dudas de la zaga visitante. Tardó la Segoviana poco en recomponerse y Nogueira pudo hacer el empate en el minuto 9 con un disparo que salió alto, pero volvió a pecar de falta de profundidad y apenas inquietó la portería de Kike durante el primer parcial.  Todo parecía indicar que el partido concluiría con la mínima renta local en su primera mitad, pero un pase en profundidad a Conde lo convirtió en gol el talaverano con un disparo raso al palo corto del portero. Conde le sigue dando vida a la Sego. Un minuto antes lo que pareció un penalti claro a favor de los de blanco para la ocasión quedó en el limbo de los lamentos. Con el tanto, ambos equipos tomaron el túnel de vestuarios del estadio de La Cruz, recinto que recibió a poco más de 300 espectadores para presenciar el partido.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

La Segoviana dominó casi a placer el segundo parcial sin que apenas Carmona sufriera acercamientos del Ceares. Nanclares, con aparentes problemas físicos,  dejó su sitio a Llorente de inicio. La Segoviana dispuso sobre todo de dos claras ocasiones – Borrego, con una volea que atrapó en dos tiempos Kike y Adeva con un mano a mano algo escorado y que también desbarató el guardameta asturiano – para hacerse con los tres puntos. No pudo ser.  La victoria fuera de casa sigue sin llegar y eso que en esta ocasión el equipo la tuvo más cerca por dominio y ocasiones. La Segoviana terminó el partido en el área rival con más corazón que cabeza ante un Ceares que, sorprendentemente, parecía encontrarse más que satisfecho con el punto sumado, pese a comenzar el envite a catorce puntos de la salvación y tener remotas opciones de permanencia. O quizá por eso.

Con el punto sumado, el equipo de Manu González, está en puesto de promoción de descenso (13º), a tres puntos de la salvación, y empatado con la decimocuarta posición, el Salamanca dos puntos por debajo (16º) pero con un partido menos. El partido de este próximo domingo ante el Salamanca UDS volverá a suponer una “final” para la Gimnástica que ha de afrontar los once partidos que le quedan para acabar la liga regular como una prueba de superación constante.